Al Avila: No habrá una venta masiva de estelares en los Tigres

Al Avila: No habrá una venta masiva de estelares en los Tigres

NATIONAL HARBOR, Maryland - Aunque el gerente general de los Tigres, Al Avila, reiteró el "cambio de filosofía" del equipo a partir de este invierno, el ejecutivo cubano afirmó en las Reuniones Invernales que no es inminente la ida de Detroit de figuras como el venezolano Miguel Cabrera y Víctor Martínez, Justin Verlander, J.D. Martínez e Ian Kinsler.

"Ese cambio de filosofía no es para este momento ni para estas Reuniones Invernales, sino para todos los años en adelante", dijo Avila en conversación con LasMayores.com. "Trataremos de rebajar la nómina, pero siempre que se pueda hacer con buenos cambios que nos puedan ayudar tanto ahora como para el futuro.

"Si no hay esa posibilidad en este momento, vamos a continuar tal como estamos. Vamos a seguir tratando de competir por un campeonato. Trataremos de hacer los mejores movimientos posibles para el club".

Durante muchos años bajo el entonces presidente de operaciones de béisbol Dave Dombrowski y con el aval del dueño Mike Ilitch, los Tigres gastaron muchos millones en jugadores de cartel como Cabrera, Verlander, Martínez y Jordan Zimmermann, entre otros. De hecho, como están las cosas ahora (sin contar nuevas adquisiciones y el proceso de abritraje en enero/febrero), Detroit tiene la segunda mayor nómina de Grandes Ligas y tendría que hacer cambios de peso para no chocar con el límite de US$195 millones y evitar el impuesto de lujo.

Avila asegura que no hay prisa ni urgencia para que los Tigres empiecen a desprenderse de sus estelares, y que inclusive el equipo podría pasar de los US$195 millones y pagar el impuesto de lujo sin mayores consecuencias.

"Hay que tener paciencia en el proceso, porque el que no tiene paciencia puede meter la pata y no salir con lo mejor que uno puede hacer para el club", expresó Avila. "Siempre hay que tener cuidado y paciencia, y no desesperarse. (Ahí está) la importancia de hacer los movimientos correctos que tengan sentido para el club en el futuro".

En otras palabras, Avila quiere dejar en claro que si eres fanático de los Felinos, no hay razón para entrar en pánico.

"En la prensa algunas veces creo que exageran la situación porque los nombres son tan grandes", dijo. "Creo que a veces la gente empuja eso más de lo que en realidad es. El mensaje de nosotros fue, 'Estamos cambiando la filosofía' con la que trabajamos. Queremos rebajar la nómina y tratar de poner este club más joven. Si hay un club de los 29 en Grandes Ligas que tiene interés en un jugador de nosotros y se puede hacer un cambio bueno que vaya a ayudar al club de Detroit tanto para el futuro como para ahora, tenemos la responsabilidad de oír (la propuesta) de ese club, a ver qué cambio se puede hacer.

"Entonces, si eso incluye a un Miguel Cabrera o quien sea, hay que (ponderarlo). Eso es así en todos los clubes".

En medio del aparente cambio de mentalidad en la gerencia de los Tigres, Avila y sus asistentes tienen en la mira la temporada del 2017, con la meta de agregar a un jardinero central y un segundo receptor detrás del joven James McCann. Además, el GG se expresó entusiasmado con una juventud en la organización que incluye a McCann, el reinante Novato del Año de la Americana Michael Fulmer, el venezolano Bruce Rondón y el boricua Joe Jiménez, entre otros.

Mientras tanto, Avila procede con la idea de tener a sus estelares intactos, si es que no surge una oferta de cambio imposible de rechazar.

"Para nosotros es un beneficio tener a Miguel Cabrera de nuestro lado, porque nos ayuda a ganar ahora y en el futuro".