Ned Yost le tiene gran confianza a Christian Colón y Raúl Adalberto Mondesí

Ned Yost le tiene gran confianza a Christian Colón y Raúl Adalberto Mondesí

NATIONAL HARBOR, Maryland -- Participantes en la Serie Mundial por dos años consecutivos, algo poco frecuente en las décadas más recientes del apasionante mundo del diamante, los Reales de Kansas City se quedaron por completo fuera del baile de la postemporada en el 2016, pero Ned Yost tiene confianza en que su novena pueda reverdecer laureles en el 2017.

Dos de esas razones para su optimismo es la recuperación de piezas clave que aspiran a volver a lo grande de sus lesiones, como el tercera base Mike Moustakas y el jardinero central Lorenzo Cain. y la presencia de un grupo de peloteros que pudiera ser bien útil a la novena de Missouri en años por venir.

En este sentido, el dirigente de los Reales tiene una excelente impresión de piezas como el puertorriqueño Christian Colón y Raúl Adalberto Mondesí, nativo de Los Ángeles de ascendencia dominicana.

"Pensamos que Christian va a estar en condiciones en competir por un puesto en la segunda base con [Whit] Merrifield", pronosticó el dirigente de los campeones de la Serie Mundial del 2015. "Pienso que -en torno a posibles canjes o firmas- vamos a ver qué hace sentido para permitirnos ser un mejor equipo".

Para Colón, de 27 años y nativo de Cayey, Puerto Rico, la temporada del 2017 pudiera significar la gran oportunidad que ha estado esperando el hombre que fuera héroe de los Reales al disparar el hit decisivo en el quinto juego de la Serie Mundial del 2015 frente a los Mets de Nueva York.
Merrifield, también de 27 años de edad, ganó puntos para su causa al batear .283 en 311 turnos en el 2016 y es la otra posibilidad contundente que tienen los Reales para la segunda base, la única posición del cuadro que no tiene nombre y apellido fijos en Kansas City con miras a la venidera temporada.

Si bien estos peloteros ya tienen relativa experiencia, el surgimiento de un hombre mucho más joven, como lo es Mondesí, no ha pasado inadvertido para Yost, que no titubeó al incluirlo en su roster para la postemporada del 2015.

"Está jugando bastante bien en la República Dominicana [batea .296 con los Tigres del Licey]", informó Yost. "Tiene apenas 21 años de edad y su cuerpo va a desarrollarse plenamente. El muchacho tiene poder. Uno lo ve en la práctica de bateo y se da cuenta cómo destroza la pelota y la envía por encima de la pared del jardín central y eso es difícil de hacer en nuestro estadio.

"Todavía necesita aprender sobre la rotación de la curva, pero lo va a hacer", opinó Yost. "Es tremendamente talentoso y atlético y creo que va a ser un excelente pelotero".

Del abridor dominicano Yordano Ventura, Yost tuvo palabras de elogio con referencia al veloz serpentinero que a su corta edad ya tiene vasta experiencia en la postemporada.

"Ventura continúa mejorando cada vez más y más", indicó Yost. "Ya está listo para subir a un siguiente nivel como lanzador".

De su rotación en general, el manager de los Reales manifestó que "vimos a [el zurdo] Jason Vargas al final de la temporada con tres enormes aperturas y esperamos que Ian Kennedy y Chris Young puedan retornar muy bien. [Danny] Duffy pudo dar un buen paso en el 2016".

Del cuerpo de relevo, Yost puntualizó que tiene esperanzas de que pueda de ser de nuevo uno de los puntos fuertes del equipo.

"Perdimos a unos cuantos tipos en el bullpen, pero sentimos que disponemos de buenas opciones internas", detalló Yost. "Siempre buscamos la forma de mejorar. Ya hemos notado que funciona muy bien la forma de tener un cuerpo de relevo bien definido".

HOLLAND POR GRAN RETORNO
Por otra parte, Yost comentó que le tiene plena confianza al retorno exitoso de Greg Holland, quien fuera uno de los mejores apagafuegos de la Liga Americana -con 145 salvados al servicio de los Reales-, que actualmente es agente libre y que inclusive figura en la mira de los Gigantes de San Francisco.

"No creo que [su velocidad] vuelva a ser como era [antes del 2016], pero pudiera lanzar a 97, 98 millas por hora", calificó Yost. "No he conocido a nadie que haya sido un competidor tan fiero como él era. Cuando tienes eso en tu AND, puedes sobrevivir hasta con 92, 93 millas.
"No me sorprendería para nada que pudiera volver a ser el tipo dominante que antes era", dijo Yost. "Su mentalidad y hechura son grandiosas cuando está en la lomita. Es entonces cuando se convierte en un feroz adversario".