Edgar González: México tendría el mejor equipo de su historia

Edgar González: México tendría el mejor equipo de su historia

NATIONAL HARBOR, Maryland - A México no le fue nada bien en la pasada edición del Clásico Mundial, al punto de que tuvo que pasar por una ronda de clasificación con miras a la justa del 2017, pero su dirigente, Edgar González, está bien entusiasmado con el potencial de la posible confección final del Tricolor.

"Este equipo debería ser el más fuerte en la historia del béisbol mexicano", calificó González, hermano del primera base de los Dodgers de Los Ángeles, Adrián González, y a su vez ex pelotero de la Gran Carpa por dos temporadas con los Padres de San Diego.

Una de las razones fundamentales para el optimismo de González es que el pitcheo, tradicionalmente el punto fuerte de las novenas mexicanas que compiten a nivel internacional, luce bien sólido por la calidad y la alta clasificación de la mayoría de los posibles integrantes de esa novena.

"Creo que tenemos 24 lanzadores de las Grandes Ligas en nuestro roster preliminar", reveló González, quien considera que para su actual experiencia le ayuda el hecho de que dirigió al equipo Águilas de Mexicali en la Liga Mexicana del Pacífico. "Esa lista es tan impresionante que pudieran quedarse fuera unos cuantos lanzadores de calidad si recibimos permiso de todos ellos para jugar. Vamos a tener un equipo tan bueno como cualquiera de los participantes".

Como lo es el caso de México y de las diferentes selecciones, las palabras "posible" y "permiso" tienen un significado muy especial, porque dichos equipos no pueden anunciar su roster final hasta que sus integrantes reciban la aprobación de sus respectivas organizaciones de las Grandes Ligas.

Lo que sí sabe González es que varios de los peloteros que constituirían la base del equipo sí están rebosantes de entusiasmo con miras a la magna cita internacional. Uno de ellos es Roberto Osuna, tremenda promesa convertida en realidad con los Azulejos de Toronto.

"Es ya un buen cerrador, uno de los mejores de las Grandes Ligas", elogió González. "Tiene una gran madurez tanto en la lomita como fuera del terreno. Acabo de hablar con él en el Juego de Estrellas de la Liga Mexicana del Pacífico y está súper emocionado con intervenir en el Clásico. Ojalá se complete el proceso y reciba el permiso de los Azulejos".

Si de los Azulejos se trata, González cruza los dedos por el visto bueno de esa organización, porque tres de los posibles súper lanzadores de México, entre los que están dos integrantes de la rotación y el cerrador de esa divisa canadiense, necesitan de la aprobación final de esa divisa norteamericana.

"Toronto siempre ha sido muy cooperador y vamos a esperar que lo sea con varios de sus peloteros, como los abridores Marco Estrada y Aaron Sánchez -su padre biológico es mexicano- y por supuesto Osuna", informó González, en uno de los salones del hotel en el que se realizan las Reuniones Invernales de las Grandes Ligas.

Un par de peloteros que pudieran ser bien importantes para México si reciben la aprobación final de la Gran Carpa no nacieron en la Tierra de las Enchiladas pero son dos artilleros de enorme calibre. Son Khris "El Tanquecito" Davis, de los Atléticos de Oakland y el cubano Yasiel Puig, de los Dodgers de Los Ángeles.

"En el caso de Davis, sabemos que está muy entusiasmado con representar a México. "Su mamá es de Ensenada y él se siente orgulloso de dar a conocer algo que probablemente mucha gente no sabía.

"Ya me mandó un texto y me dijo que sí, hace como tres días", precisó González. "Sería fabuloso contar para batear detrás de Adrián con un pelotero capaz de batear 42 jonrones en el 2016, jugando fundamentalmente en un parque como el de los Atléticos, donde es bien difícil conectar cuadrangulares. Claro, MLB tiene que aprobarlo. A su vez, tienen que preguntarle a Oakland para que el equipo le de su visto bueno".

Hace varios meses, por cierto, un representante de LasMayores.Com le preguntó al respecto a Bob Melvin y el dirigente de los Atléticos expresó que veía muy bien que Davis pueda defender la franela de la patria de sus ancestros.

En el caso de Puig, pudiera depender de una serie de trámites. "Tenemos que asegurarnos de que sus papeles [de residencia] estén correctos. Si lo están, sería elegible para jugar", detalló el otrora versátil pelotero.

Independientemente de los peloteros que puedan usar el uniforme Tricolor en marzo, como parte de un grupo integrado también por Italia, Puerto Rico y Venezuela, González se siente bien orgulloso de dirigir a un equipo que pudiera significar que se multiplique el interés por el apasionante mundo del diamante entre la juventud mexicana.

"Guadalajara es una ciudad preciosa, hermosa en todo, tradicionalmente una metrópoli seguidora del fútbol - el de las Chivas Rayadas es uno de los equipos de balompié más populares del planeta -, pero el interés de las Grandes Ligas pudiera dar pie a algo grandioso, esto va a ser enorme para México", analizó González.

Con relación al posible avance a la siguiente ronda, González tiene la suficiente experiencia en el diamante para saber que la pelota es redonda y viene en caja cuadrada. "Cada equipo luce bien fuerte", comparó González. "Para nosotros, el más fuerte es el de Italia, porque va a ser el primero que vamos a enfrentar. Así lo tenemos que ver cada vez que juguemos con cada uno de los integrantes de nuestro grupo".

Finalmente, dirigir a su hermano va a ser una experiencia bien interesante, cuyo primer paso ya lo vivieron Adrián y Edgar al intervenir en el respectivo Pre-Clásico.

"Mi hermano es un gran profesional", catalogó Edgar. "Aparte de nuestra relación familiar, con respecto al terreno de juego ya me ha dicho que está listo para lo que sea, como me lo diría cualquiera de los demás integrantes del equipo".