Sardiñas y Rondón encabezan la lucha por el campocorto de los Padres

Sardiñas y Rondón encabezan la lucha por el campocorto de los Padres

Los Padres tienen seis potenciales torpederos entre sus primeros 30 prospectos, incluidos dos - el dominicano Luis Almánzar y el venezolano Gabriel Arias- que fueron firmados en verano pasado durante el período de firmas internacionales.

Pero sólo uno de esos seis, el venezolano José Rondón, se encuentra relativamente cerca de estar preparado para jugar en las Grandes Ligas.

La situación plantea, entonces, la pregunta de quién será el campocorto de los Padres para la próxima la temporada. Por la posición han pasado varios jugadores desde que Khalil Greene dejó al club al terminar la temporada del 2008, ninguno muy brillante que digamos, aunque el nicaragüense Everth Cabrera fue el representante del club en el Juego de Estrellas del 2013.

Quien abra en el campo corto de los Padres en el Día Inaugural del 2017 será el cuarto short titular en los últimos cuatro años y el séptimo en la última década. Y los dos que llevan la delantera en este momento -los venezolanos Luis Sardiñas y Rondón- son vistos como jugadores que "cuidarán" la posición hasta que se desarrollen mejores prospectos, o los Padres adquieran a otro shortstop.

Tanto el ambidextro Sardiñas como Rondón defendieron el campo corto de los Padres el año pasado, después de que el equipo decidiera deshacerse del cubano Alexei Ramírez en septiembre.

Ni Sardiñas, ni Rondón impresionaron a los Padres. Pero pareciese ser Sardiñas quien lleva la delantera para arrancar como dueño de la posición en el 2017.

Reclamado de los Marineros el pasado 15 de agosto, Sardiñas, quien mide 1,82 metros y pesa 81 kilos, subió al equipo grande una semana después de eso. En 34 juegos. Con los Padres, bateó .287 con .353 de porcentaje de embasarse. Pegó seis dobles, un triple y dos jonrones, además de empujar 13 carreras y anotar 13.

Los números de Sardiñas con los Padres estuvieron por encima de sus promedios vitalicios. Defensivamente, no jugó tan bien para los Padres como lo había hecho en otras organizaciones, aunque su alcance en el campocorto haya sido muy superior al de Ramírez.

A Rondón, de 22 años, se le había dado la oportunidad de ganarse el campo corto de los Padres antes de la adquisición de Sardiñas. Rondón bateó .120 (de 23-5) con un boleto y no pareció nada cómodo en siete juegos en el short.

Pero Rondón, quien fue calificado como el 12do mejor prospecto de los Padres, ha tenido un sólido invierno en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, donde estaba bateando .276. El bateador derecho fue adquirido por los Padres el 18 de julio del 2014 de los Angelinos como parte del paquete conseguido a cambio del cerrador Huston Street.

Una de las cosas que complican más la situación en las paradas cortas de los Padres fue la terrible temporada que experimento el prospecto panameño de 21 años, Javier Guerra, con Clase-A Avanzada Lake Elsinore. Guerra fue uno de los cuatro jugadores que recibieron los Padres de los Medias Rojas de Boston en el cambio por el cerrador Craig Kimbrel el 13 de noviembre del 2015.

Pero el panameño de 1,80 metros de altura bateó apenas .202 en Lake Elsinore con nueve jonrones y 41 empujadas en 105 juegos, todo eso mientras cometió 30 errores a la defensiva. Terminó la temporada en la lista de lesionados. Guerra sigue entre las mejores promesas de los Padres, pero ya no está en el carril de adentro ni se espera que suba a finales del 2017.

A Almanzar, nacido en la República Dominicana, lo ubicaron como el prospecto número 2 de todo el mercado internacional en el verano. El venezolano Arias fue el número 3. Sin embargo, ambos están a cinco años de subir a las Grandes Ligas. Los Padres también firmaron al dominicano Jordy Barley, ubicado en el puesto 15.

Además de esas tres firmas, más Rondón y Guerra, los Padres tienen a otros dos torpederos entre sus primeros 30 prospectos, el mexicano Luis Urías (Nro. 11) y el dominicano Ruddy Girón (Nro. 24). Además, cuentan con Hudson Potts, elegido en la primera ronda del draft universitario y el dominicano Fernando Tatis, de 17 años, hijo del ex grandeliga del mismo nombre y quien fuese adquirido en el cambio que llevó a James Shields a los Medias Blancas.

Sin embargo, Urías, quien fue el Jugador Más Valioso de la Liga de California y Novato del Año en esa categoría con 19 años, podría terminar en la segunda base. Igual podría pasar con Potts y Tatis.

Potts bateó .280 con .338 de porcentaje de embasarse entre la Liga de Novatos y Clase-A Corta Tri-City. Pegó 12 dobles, tres triples y un jonrón, con 27 empujadas y 42 anotadas en 59 juegos.

Tatis bateó .273 con los mismos dos equipos, más 17 dobles, tres triples y cuatro jonrones. Empujó 25 carreras y anotó 39 en 59 juegos.

Girón, como Guerra, tuvo problemas en toda la temporada. Bateó sólo .222 con .284 de porcentaje de embasarse y dos jonrones en el 2016. Pero cuando lo subieron a Lake Elsinore para reemplazar a Guerra, Girón bateó .426 en los últimos 14 juegos de la temporada.

El venezolano Kelvin Meleán, quien cumplió los 18 años el pasado 5 de septiembre, bateó .291 en 49 juegos en la Liga de Verano Dominicana. Además, negoció 27 boletos rumbo a registrar porcentaje de embasarse de .401.