Los Orioles seguirían "bajo el radar" en las Reuniones Invernales

Los Orioles seguirían

BALTIMORE - Si la historia reciente es un indicativo, las Reuniones Invernales pasarán sin mucho ruido para los Orioles. El vice presidente ejecutivo de operaciones de béisbol, Dan Duquette, es bien conocido por esperar hasta el final para hacer maniobras, siendo bastante cauteloso en diciembre, y se espera que este invierno actué de la misma manera.

Baltimore, un equipo que viene de gastar en grande en invierno pasado, tiene huecos por llenar y algunas tareas pendientes durante las próximas Reuniones Invernales. Pero mucho de lo que los Orioles han hecho durante las anteriores Reuniones - excepto por su actividad de rutina en el Draft de la Regla 5 - ha sido preparar el terreno para la recta final de la temporada muerta.

Las Reuniones Invernales arrancarán este lunes en el Gaylord National Resort & Convention Center en las afueras de Washington, D.C.

A continuación, un vistazo a la situación en la que los Orioles se encuentran ahora mismo:

Necesidades del club

Jardinero de esquina
Ambos puestos al lado del jardinero central Adam Jones están vacantes, y a los Orioles les gustaría añadir a un bateador zurdo para al menos una de estas dos posiciones. En una situación ideal, alternarían a Hyun Soo Kim, quien tuvo una sólida primera campaña, y agregarían algo de defensa y poder para ayudar a Jones en los jardines.

Receptor
Con Matt Wieters convertido en agente libre, los Orioles se ven ahora en la necesidad de adquirir a un receptor titular por primera vez en mucho tiempo. Caleb Joseph y el dominicano Francisco Peña - con el segundo mejor prospecto de la organización Chance Sisco quizás también en ese grupo - son los candidatos internos, pero existe la expectativa de que el club trate de adquirir a otro cátcher antes de los entrenamientos primaverales.

Bateador designado
Con Mark Trumbo, quien encabezó las Mayores en cuadrangulares, probando ahora la agencia libre es un duro golpe para el lineup de los Orioles. Otro que ya no está es el BD dominicano Pedro Álvarez. Mientras que todavía existe la posibilidad de que Baltimore traiga de regreso a Trumbo (quien también se integraría al grupo de jardineros), éste es otro hueco que los Orioles necesitan llenar este invierno.

Potenciales piezas de cambio
¿Se animarán los Orioles a cambiar a su cerrador Zach Britton? El zurdo podría ser una de las piezas de cambio más atractivas, aunque Duquette ha dicho que prefiere retener a Britton y mantener un bullpen sólido. Brad Brach es otro relevista que viene de un año estelar y que Baltimore podría ponderear canjear. Existe siempre la posibilidad de que los Orioles traten al menos de negociar un canje de uno de sus pitchers en su último año de contrato, y cuentan con tres de ellos -- Wade Miley, el mexicano Yovani Gallardo y el dominicano Ubaldo Jiménez. El riesgo, sin embargo, es que la rotación estuvo rodeada de dudas durante el 2016 y los Orioles no cuentan con la profundidad necesaria para protegerse en caso de realizar un cambio.

Draft de la Regla 5
Sí, los Orioles van a seleccionar a un jugador. Posiblemente a más de uno. Baltimore ha estado bastante activo en el Draft de la Regla 5 bajo el mando de Duquette, y se espera que este año no sea la excepción. El jardinero Joey Rickard, la última selección del club en dicho proceso, estaba teniendo un buen desempeño hasta que fue enviado a la lista de lesionados.

Contratos de los que podrían deshacerse
Jiménez encaja en esta categoría, aunque como se dijo anteriormente, a los Orioles no les convendría canjear a ninguno de sus abridores. Jiménez ha estado involucrado en rumores de cambio en los últimos años, y no hay razón para pensar que los Orioles no querrían al menos escuchar ofertas por el dominicano, aunque su contrato expira el próximo año. Dado el pitcheo del club en las últimas dos campañas, más el buen desempeño de Jiménez la temporada pasada, este canje sería un riesgo.

Sumario de la nómina
A menos de que Baltimore encuentre una forma para recortar gastos, tiene bastante dinero destinado a unos pocos peloteros y a otros que son elegibles para el arbitraje salarial -- como Britton - quienes tienen previsto un aumento salarial. Los Orioles rebasarían fácilmente su nómina de US$115 millones con la que arrancaron el Día Inaugural del 2016, con US$96 millones comprometidos a apenas ocho jugadores.