Los Marlins lucen decididos a mantener su núcleo de jugadores de posición

Los Marlins lucen decididos a mantener su núcleo de jugadores de posición

MIAMI - Salvo una oferta demasiado buena, los Marlins no tienen previsto canjear ninguna pieza de su núcleo de jugadores de posición para mejorar su rotación de abridores. El sentir general es que Miami no desea debilitarse en un área para mejorar en otra.

El presidente de operaciones de béisbol de los Peces, Michael Hill, repitió dicha postura esta semana durante una presentación en el programa Hot Stove de MLB Network.

"Ya pasamos por las Reuniones de Gerentes Generales, y la percepción es que existe interés por nuestros jugadores de posición", manifestó Hill. "Creo que hemos sido firmes en nuestra posición. Estamos tratando de mantener este grupo intacto".

Los Marlins no han hecho ruido en lo que va de la temporada muerta.

Miami hizo sus principales maniobras poco después de haber terminado la campaña regular -firmando al antesalista venezolano Martín Prado a una extensión de contrato de tres años y US$40 millones y ejerciendo la opción del club por US$2 millones del jardinero japonés Ichiro Suzuki.

Aun así, mejorar la rotación sigue siendo la principal preocupación. Encontrar opciones potenciales no es una tarea fácil.

Debido a la carencia de profundidad en su sistema de ligas menores, los Marlins han hablado de la posibilidad de canjear a jugadores que ya están en el roster del equipo grande.

El que más llama la atención es el jardinero Marcell Ozuna. Convocado al Juego de Estrellas en el 2016, el dominicano bateó para .266 con promedio de embasarse de .321 y .452 de slugging, además conectar 23 jonrones y remolcar 76 carreras. El dominicano fue uno de 38 jardineros en la Gran Carpa que conectaron al menos 20 cuadrangulares esta pasada temporada.

Se trata del segundo año en fila en el que varios equipos han mostrado interés en Ozuna. En noviembre pasado, se rumoró que el guardabosque pasaría a Seattle a cambio del derecho Taijuan Walker. Dichos rumores quedaron en sólo eso, pero la realidad es que los Marlins buscan adquirir a un abridor de categoría bajo control contractual por varios años a cambio de Ozuna.

Encontrar a un lanzador con esas características es extremadamente difícil.

Ozuna, quien cumplió los 26 años de edad el 12 de noviembre, acaba de entrar en su primera temporada de arbitraje salarial y no será elegible para la agencia libre hasta el 2020. Por lo tanto, no existe urgencia alguna por parte de Miami para canjear al bateador derecho, quien además es una figura popular en el clubhouse de los Marlins.

El trío de jardineros de los Peces compuesto por Ozuna, Christian Yelich y Giancarlo Stanton es el fuerte del club. Cada uno de ellos conectó 20 vuelacercas o más en el 2016, con Yelich despachando 21 y Stanton 27.

Junto a Ozuna, los Marlins podrían estar abiertos a la posibilidad de canjear al campocorto cubano Adeiny Hechavarría, quien se encuentra en su segunda temporada de arbitraje.

Hechavarría viene de tener una campaña floja en el plato, tras batear .236. Pero a la defensa, el cubano ha terminado entre los finalistas para llevarse el Guante de Oro en la Liga Nacional en dos de las últimas tres temporadas.

Si el pitcheo se va a convertir en un reto para los Peces en el 2017, el equipo deberá desempeñarse lo más sólido posible a la defensiva. Dicha necesidad tendrá mucho que ver con el potencial número de ponches. En el 2016, la rotación de los Marlins se combinó para recetar 809 ponches. El fenecido lanzador cubano José Fernández registró 253 de ellos.

Si más pelotas son puestas en juego, contar con Hechavarría y el segunda base Dee Gordon como la llave del doble-play podría ser esencial.

Debido a lo difícil que sería concretar un canje de peso, los Marlins estarían dispuestos a acudir a la agencia libre y ya han sido ligados al cerrador curazoleño Kenley Jansen.

La ruta de la agencia libre también les permitiría a los Marlins retener a sus principales jugadores de posición.

"Estamos satisfechos con el progreso que han mostrado, con el crecimiento que han tenido, y queremos darles toda oportunidad para alcanzar el mayor nivel posible", expresó Hill. "Estamos tratando de evitar tocar el núcleo de nuestro club mientras hacemos planes para el futuro".