Academia de los D-backs en R.D. alcanza objetivos educativos

Academia de los D-backs en R.D. alcanza objetivos educativos

Todos los equipos tienen una academia en República Dominicana donde trabajan entrenando una joven generación de talento para que lleguen a Grandes Ligas. Los D-backs no son la excepción, pero tienen algo que ningúna otra organización tiene: su programa único de educación.

Otras organizaciones ofrecen clases para sus jugadores, pero los D-backs se aseguran de que cada estudiante tenga la oportunidad de obtener su diploma de preparatoria, sin importar si el jugador es puesto libre por el equipo, una garantía única. Además, otros equipos dejan de ofrecer su programa de educación cuando el jugador se va de la academia rumbo a Estados Unidos, pero el sistema de los D-backs es diferente.

"Proporcionamos una computadora portátil para cada jugador," dijo Marcos Rosa, el coordinador ccadémico de los D-backs. "No importa a donde vaya el jugador, él estará estudiando".

La organización siente que esto es crucial porque saben que muchos de los jugadores nunca saldrán de la academia, mucho menos que lleguen a Grandes Ligas. Llegará el momento, cuando tengan que hacer algo más que jugar béisbol.

Otro problema es que en orden para que un jugador se enfoque en firmar con un equipo para jugar béisbol, muchos peloteros paran de ir a la escuela muy jóvenes, dejándolos sin preparación para perseguir una carrera alternativa.

"Hablamos con los muchachos y les decimos lo importante que es en sus vidas poder terminar su educación", dijo Rosa. "Tenemos algunos jugadores en colegios empezando carreras en República Dominicana gracias a los D-backs".

Los estudiantes no son los únicos que se benefician del programa. El dominicano Manny García, el coach de pitcheo de los D-backs, esta trabajando en la Liga Instructiva, pero primero llegó a la organización como un adolescente agente libre internacional después de haber dejado la escuela para seguir su sueño de jugar béisbol. Ahora, tiene una segunda oportunidad.

"Significa mucho porque ahora puedo continuar de donde pare y puedo continuar con mi educación y con mi carrera", dijo Garía. "También es muy importante para los muchachos porque me ven como coach e intentan seguir porque ven que estoy tratando de continuar [mi educación]".

En cuanto a las clases, no es muy diferente a lo que se ve en una preparatoria en Estados Unidos. El horario está al revés con béisbol en la mañana y estudios en la tarde, pero una vez que finaliza la práctica los estudiantes empiezan a llegar al salón a trabajar.

"Es como estar en una escuela normal, créeme," explica Rosa. "Todo tiene un plan de estudios. Cada grado tiene que trabajar en historia, matemáticas, español, química, biología".

Los D-backs han graduado a 14 estudiantes del programa, con otros siete listos para recibir su diploma el próximo año. El equipo también ha visto a dos jugadores que fueron dejados libres terminar el programa, algo muy emocionante para Rosa y el resto de la organización.

"Estoy orgulloso de mis muchachos y ellos trabajan muy duro", agregó Rosa.

Para muchos fanáticos en los Estados Unidos, la cosa más importante que están haciendo los D-backs en su academia es desarrollar al próximo Todo Estrello o Jugador Más Valioso. Pero pregúntale a cualquier persona aquí y te dirán que sienten el mismo orgullo de poder desarrollar al siguiente médico, ingeniero o abogado del país.