Finalistas al Novato del Año tuvieron un gran impacto en el 2016

Finalistas al Novato del Año tuvieron un gran impacto en el 2016

Los novatos más destacados en ambas ligas en la temporada 2016 serán premiados el lunes por la Asociación de Cronistas del Béisbol de Estados Unidos cuando se entregue (6 p.m. ET) el premio Novato del Año Jackie Robinson.

El año pasado quince novatos fueron mencionados en las boletas del premio Novato del Año, en la que cada votante puede escribir hasta tres nombres. En el 2014 fueron 21 los jugadores que recibieron al menos un voto y es probable que este año el número sea nuevamente alto, pues el grupo de jóvenes del 2016 fue profundo, otra muestra de que los equipos cada vez se están armando con peloteros más jóvenes y atléticos.

Nadie personifica de manera más clara aquella tendencia que el campocorto de los Dodgers, Corey Seager, quien podría seguir el ejemplo de Kris Bryant el año pasado y recibir los 30 votos al primer lugar para el Novato del Año de la Liga Nacional.

Sabemos que Seager es el gran favorito llevarse dicho reconocimiento porque además es uno de los tres finalistas para el premio al Jugador Más Valioso. Ningún jugador del Viejo Circuito ha ganado el Jugador Más Valioso y el Novato del Año en la misma campaña, aunque ya ha pasado dos veces en la Liga Americana (Fredd Lynn en 1975 e Ichiro Suzuki en 2001). 

Aunque nadie estaría sorprendido con la elección de Seager, es casi seguro de que sí habrá opiniones divididas e intriga en la Liga Americana.

Ningún debutante del Joven Circuito produjo con consistencia como el receptor dominicano de los Yankees, Gary Sánchez, quien bateó .299 con 20 jonrones y 1.032 de OPS, además de retirar al 41% de los corredores en intento de robo. Pero Sánchez, quien subió a Nueva York a principios de agosto, jugó apenas 53 partidos.

¿Será eso suficiente para superar al favorito, el abridor de los Tigres, Michael Fulmer?

Fulmer, quien fue adquirido por los Felinos en el cambio que envió a Yoenis Céspedes a los Mets en el 2015, debutó el 29 de abril y se mantuvo en la rotación del manager Brad Ausmus el resto de la temporada. Terminó la campaña con marca de 11-9 y 3.06 de efectividad en 26 aperturas, en las que tiró 159 episodios. De haber lanzado tres entradas más, lo suficiente para calificar para el título de efectividad, hubiese terminado de tercero en dicha categoría en el Joven Circuito. 

¿Será lo hecho por Fulmer en aquellos cinco meses suficiente para superar el impacto de Sánchez los dos últimos meses de la campaña?

Hay precedentes para elegir a Sánchez. Willie McCovey, de los Gigantes, fue premiado de manera unánime en 1959 a pesar de que participó en apenas 52 partidos. Estuvo en Triple-A detrás del puertorriqueño Orlando Cepeda hasta el 30 de julio, pero terminó bateando .354 con 13 jonrones y 1.085 de OPS.

El jardinero central Tyler Naquin, quien ayudó a los Indios a llegar hasta la Serie Mundial, es el otro finalista de la Liga Americana. Bateó .296 con porcentaje de embasarse de .372, 14 jonrones y un OPS de .886 en 116 encuentros.

Los otros dos finalistas para el Novato del Año de la Liga Nacional son el derecho de los Dogers, Kenta Maeda, quien fue elegido dos veces como el mejor serpentinero en Japón, y el jardinero central de los Nacionales, Trea Turner, quien al igual que Sánchez pudo haber tener mejores argumentes si hubiera ascendido antes.

Maeda fue pieza clava para Los Angeles durante la ausencia de Clayton Kershaw en julio y agosto. El japonés concluyó con marca de 16-11, 3.48 de efectividad y encabezó a la rotación de los azules con 32 aperturas y 175.2 innings.

Turner no subió sino hasta el 10 de julio e igual tuvo tiempo para pegar 24 cuadrangulares y sellar una impactante campaña.

Con Ben Revere enfrentando problemas en el plato, Washington le dio la oportunidad a Turner en el jardín central y el novato se encargó de inyectarle energía a la alineación. Se convirtió de forma casi instantánea en uno de los mejores primeros bates de las Grandes Ligas tras sus cifras de .342/.370/.567. Además se robó 33 bases y anotó 53 carreras en los 73 compromisos que disputó.

Seager, que ya había demostrado su talento en la recta final y la postemporada del 2015, tuvo el mismo impacto que Turner pero en toda la campaña del 2016. 

El hermano menor del tercera base de los Marineros, Kyle Seager, Corey bateó .308 con 26 bambinazos en 157 juegos y terminó con .877 de OPS. Su defensa fue lo suficientemente consistente como para que no se siguiese hablando de que tendrá que pasar eventualmente a la tercera base debido a su estatura.

"Pienso que en Seager tienen a uno de los mejores peloteros del béisbol", dijo el piloto de los Cachorros, Joe Maddon, durante la Serie de Campeonato de la Liga Nacional. "Tiene un tremendo talento. Especialmente bateando. Es un jugador diferente".

Más allá de los tres finalistas, muchos novatos llamaron la atención de los votantes. 

La lista de la Liga Nacional incluye al venezolano de 31 años y abridor de los Cerveceros, Junior Guerra; al torpedero cubano de los Cardenales, Aledmys Díaz, el campocorto de los Rockies, Trevor Story; los abridores de los Rockies, Jon Gray y Tyler Anderson; el relevista de San Luis, Seung Hwan Oh; el zurdo de los Mets, Steven Matz; el derecho de los Piratas, Jameson Taillon y el derecho de los Cerveceros, Kyle Davies.

En la Americana, en la lista también aparecen el cerrador puertorriqueño de los Marineros, Edwin Díaz (18 salvados en 21 oportunidades, 15.3 ponches por cada nueve innings); el campocorto de los Medias Blancas, Tim Anderson; el guardabosque dominicano de los Rangers, Nomar Mazara; el jardinero de los Mellizos Max Kepler, el zurdo de los Atléticos, Sean Manaea; el derecho de los Astros, Chris Devensk;, el relevista derecho de los Rangers, Matt Bush; el diestro de los Atléticos, Ryan Dull; el tercera base de los Astros, Alex Bregman y el antesalista nicaragüense de los Reales, Cheslor Cuthbert.