Farhan Zaidi contento con el progreso de Urías en el 2016

Farhan Zaidi contento con el progreso de Urías en el 2016

SCOTTSDALE, Arizona - La primera temporada de Julio César Urías fue de altas y bajas, pero según las palabras del gerente general de los Dodgers, el zurdo mexicano aprobó la "prueba de fuego".

"Le pusimos un camino difícil al ponerlo a pitchar primero en Nueva York y luego en Chicago para sus primeras dos aperturas", afirmó Farhan Zaidi durante las Reuniones de los Gerentes Generales que se celebran en esta localidad. "Eso fue una verdadera prueba de fuego, pero cuando ves cómo él evolucionó durante la temporada y cómo mejoró con el tiempo, fue interesante".

Efectivamente, con tan sólo 19 años de edad, Urías debutó en el Citi Field contra los Mets el 27 de mayo y, seis días después, hizo su segunda apertura en el Wrigley Field ante los Cachorros. Entre ambas salidas, permitió 13 hits y ocho carreras limpias, a la vez que ponchó a siete bateadores y otorgó cinco bases por bolas.

Los inicios de Urías con el equipo grande de Los Angeles no fueron nada fáciles, pero en la segunda mitad de la campaña, el oriundo de Culiacán empezó a hacerse sentir. Después del Juego de Estrellas, el joven tuvo marca de 4-0 con efectividad de 1.99 y 42 ponches en 10 presentaciones (siete aperturas).

"Por más entusiasmados que estuviéramos al empezar el año, él superó nuestras expectativas en términos de lo rápido que llegó a las Grandes Ligas y el impacto que causó", dijo Zaidi.

En la postemporada, Urías se adjudicó la victoria en el decisivo Juego 5 por los Dodgers sobre los Nacionales en la Serie Divisional de la Liga Nacional al lanzar dos innings en blanco. De paso, se convirtió en el pitcher más joven en la historia de la franquicia en ganar un partido de postemporada. En su única apertura de la Serie de Campeonato contra los Cachorros, Urías tiró 3.0 ceros antes de conceder cuatro carreras en la cuarta entrada, algo que Zaidi calificó como "una serie de malos rebotes".

Para Zaidi, lo bueno, lo malo y todo lo demás serán importantes para el crecimiento como ligamayorista de Urías, quien ahora mismo se proyecta como el tercer abridor en la rotación de los Dodgers de cara a la próxima temporada.

"La experiencia en sí, estar en Grandes Ligas, estar con Clayton Kershaw, a quien puede emular, y tener la oportunidad de vivir los playoffs representaron una gran base sobre la cual puede construir para el próximo año", concluyó el ejecutivo.