Camada de jugadores jóvenes tiene entusiasmados a los Yankees

Camada de jugadores jóvenes tiene entusiasmados a los Yankees

NUEVA YORK - Los Yankees de Nueva York se encontraron en una encrucijada en julio del 2016, cuando al propietario Hal Steinbrenner le tocó determinar si su roster era capaz de dar la pelea por un título de Serie Mundial.

Al final, en lugar de reforzarse para en el 2016, Steinbrenner y los Bombarderos decidieron hacer movimientos con el fin de mejorar las posibilidades del club en el 2017 y en adelante.

"Fue una serie de giros y vueltas", dijo el gerente general de los Yankees, Brian Cashman, acerca del 2016. "Hubo un poco de todo. Los primeros tres meses de la temporada fueron un proceso difícil y frustrante y considero que en los últimos tres meses hubo una dinámica bien emocionante".

En lugar de esperar hasta los entrenamientos para empezar a incorporar talento joven, los Yankees se desprendieron del boricua Carlos Beltrán y los lanzadores Aroldis Chapman y Andrew Miller, entre otras piezas. Eso les permitió darle a jugadores como el dominicano Gary Sánchez, Tyler Austin y Aaron Judge la oportunidad de jugar con regularidad en Grandes Ligas. También pudieron observar a lanzadores como el mexicano Luis Cessa y Chad Green.

Con un roster lleno de veteranos, los Yankees comenzaron la temporada con marca de 9-17 y demoraron hasta el 10 de junio para volver a estar por encima de .500. Aun así, Nueva York estuvo en la lucha por la postemporada hasta finales de septiembre y terminó el año con 84 victorias para terminar con un récord ganador por 24ta campaña consecutiva.

Los Yankees apuntarán más alto en el 2017, temporada en la que esperan contar con una combinación de Greg Bird y Austin en la primera base como parte de un cuadro interior reforzado por el segunda base dominicano Starlin Castro y el torpedero Didi Gregorius. De su parte, Sánchez se apoderó del rol de cátcher titular, mientras que Judge tendrá la oportunidad de ganar tiempo de juego en los jardines.

"Creo que sucedieron algunas cosas buenas este año", dijo el capataz de los Yankees, Joe Girardi. "Simplemente no cumplimos con nuestras metas. Pero pasaron cosas positivas, ya que vimos a algunos jugadores llegar y hacer cosas buenas y adquirir experiencia valiosa. Eso nos debe de ayudar en el futuro".

Cashman indicó que los Yankees necesitan ser más consistentes en cuanto a la ofensiva se refiere y que también es preciso que refuercen su pitcheo, especialmente el relevo medio. El ejecutivo ya ha estado en contacto con casi todos los demás clubes de Grandes Ligas para hablar de posibles canjes.

"Cada decisión está diseñada para acercarnos [a la meta] de ser el último equipo de pie", dijo Cashman. "Esa es la forma en que hay que afrontar las cosas. ¿Qué si puede darse el caso en el 2017? Ese es el objetivo. Cada decisión debe tomarse con el fin de ser campeones".