Los Cachorros llegan bien motivados al 7mo juego, asegura Javier Báez

Los Cachorros llegan bien motivados al 7mo juego, asegura Javier Báez

CLEVELAND - Tener la soga al cuello o la espalda contra la pared en una Serie Mundial no es ninguna perita en dulce para una novena, por poderosa que fuera. Y ahora que los Cachorros de Chicago han remontado gran parte de esa desventaja, saldrán con todo para tratar de sellar con broche de oro en Cleveland.

"El ánimo está ahora un poquito más arriba de 100", proclamó el segunda base de los Cachorros, el boricua Javier Báez. "Estamos bien motivados por haber llegado a este momento, a este juego que ahora es de vida a muerte para los dos equipos".

La victoria que emparejó la finalísima beisbolera a tres victorias por bando fue una prueba contundente de lo que puede hacer un equipo a la ofensiva cuando consume buenos turnos y no cae en las trampas de tirarle a los envíos favoritos de sus oponentes.

"Después de que estábamos abajo 3-1, no hicimos una reunión [de equipo completo], pero hablamos en el clubhouse de que hemos ganado tres juegos seguidos muchas veces todo el año", refrescó Báez. "Y vinimos con la mente positiva para tratar de hacerlo de nuevo".

A diferencia de lo que ocurría luego del Juego 4, celebrado en el Wrigley Field de Chicago, se respiraba un ambiente de enorme positivismo en el clubhouse, porque ahora los Cubs de Joe Maddon sí tienen una oportunidad mucho más contundente de ganar su primera Serie Mundial desde 1908.

"Estábamos un poco ansiosos [en los primeros juegos], pero ahora tuvimos la madurez y el énfasis de agarrar mejores turnos", analizó el receptor de los campeones de la Liga Nacional, el venezolano Willson Contreras. "No hemos bajado la guardia. Nos hemos mantenido optimistas".

En torno a la fenomenal faena del relevista cubano Aroldis Chapman, que sacó cuatro outs para sumarlos a los ocho hilvanados el pasado domingo, Contreras emitió palabras que prueban el enorme respeto que le tienen todos los Cachorros.

"No, no es de hierro, pero imagínate, aquí en estos juegos es de que se hace lo que se tiene que hacer", proclamó Contreras. "Le agradecemos por todas las cosas grandiosas que ha logrado por nosotros".

Entretanto, el dirigente Maddon felicitó a sus huestes por lo que conceptuó como uno de los mejores esfuerzos colectivos de su equipo, si no el #1, en todo lo que va de la ya agonizante postemporada del 2016.

"Hicimos muchas cosas muy buenas hoy [martes]", decretó Maddon. "Trabajamos bien los turnos, jugamos tremenda defensa. ¿Qué tal Jason [el jardinero derecho Heyward]?, la doble matanza por Javy [Báez] y luego 'Chappy' [Chapman], que vino al rescate de nuevo".

Finalmente, el paracorto Addison Russell, que igualó un récord de Serie Mundial con seis carreras impulsadas en un solo encuentro -el dominicano Albert Pujols lo hizo previamente con los Cardenales de San Luis en el 2011-, prefirió hablar más del tremendo esfuerzo colectivo de los Cubs.

"Lo hemos estado haciendo todo el año, rompiendo récords, escribiendo nuevas páginas en la historia de la pelota", filosofó Russell. "Y nadie pudo haberse imaginado eso del grupo de peloteros que tenemos.

"Todo el mundo aquí es muy profesional", manifestó el joven, pero valioso paracorto. "Todo el mundo se lleva muy bien, de lo mejor. Somos un gran grupo de seres humanos que hace todo lo posible por animar a sus compañeros".