Los Indios se van de Chicago con la confianza intacta en la Serie Mundial

Los Indios se van de Chicago con la confianza intacta en la Serie Mundial

CHICAGO - El champán se quedó sin abrir el domingo, ya que los Indios, que están a ley de un triunfo para coronarse campeones por primera vez desde 1948, cayeron por 3-2 en el Juego 5 de la Serie Mundial ante los Cachorros en el Wrigley Field.

El Clásico de Otoño se traslada al Progressive Field de Cleveland a partir del martes.

A pesar de que no pudieron darles el tiro de gracia a los Cachorros el domingo, los pupilos de Terry Francona se despiden de la Ciudad de los Vientos con buen ánimo, ya que ganaron dos de tres juegos en la ruta para regresar a casa con ventaja de 3-2.

Ahora, Cleveland tendrá la oportunidad de capturar el título de la Serie Mundial frente a su propia fanaticada.

"Los muchachos van a hacer lo que sea necesario para obtener un triunfo más", dijo el jardinero de la Tribu, Rajai Davis.  

Josh Tomlin se subirá en la lomita en el Juego 6 por los Indios el martes con tres días de descanso. Su homólogo será Jake Arrieta. De ser necesario un Juego 7 el miércoles, el as Corey Kluber abriría por la Tribu, también con menos descanso de lo habitual, para medirse a Kyle Hendricks de Chicago.

Aunque los Indios están bien conscientes de que los Cachorros son un equipo peligroso y capaz de ganar dos juegos consecutivos en la ruta, la confianza de la Tribu no ha mermado.

"A nosotros no nos preocupa que nos puedan empatar o ganar", dijo el tercera base de Cleveland, José Ramírez, quien dio un bambinazo solitario en el Juego 5. "Nosotros vamos a dar lo mejor de nosotros el martes y pa'lante".