Indios y Cachorros se medirán en el esperado Juego 3 de la Serie Mundial

CHICAGO -- Después de 71 años, los Cachorros han regresado a la Serie Mundial. El Clásico de Otoño llega al Wrigley Field de Chicago esta noche con los Indios y los Cachorros empatados a un triunfo por bando.

"Va a ser un ambiente eléctrico", dijo el jardinero de los Chicago, Kyle Schwarber. "Habrá muchísimo ruido".

Schwarber, quien hace seis meses se sometió a una cirugía reconstructiva de la rodilla izquierda y ayudó a los Cachorros a ganar el Juego 2 en Cleveland, no recibió el visto bueno de los médicos para jugar defensa, lo cual lo deja marginado a la banca bajo las reglas de la Liga Nacional.

No obstante, al poner de su parte para que Chicago dividiera los primeros dos partidos en Cleveland, Schwarber ayudó a asegurar que el ambiente en el Wrigley esta noche será aun más alegre.

"Sé que la gente ha esperado mucho tiempo por esto [y] lo va a disfrutar", dijo el capataz de los Cachorros, Joe Maddon. "Y ojalá, de nuestra parte, podamos hacer algo para que sea aun mejor".

Del otro lado, los Indios están gozando de su calidad de "aguafiestas" en el norte de Chicago.

"Va a ser nosotros contra el mundo", dijo el capataz de la Tribu, Terry Francona. "Pero nosotros somos bastante buenos. Tenemos un buen presentimiento".

Los Indios enviarán a la lomita a Josh Tomlin, quien se enfrentará a Kyle Hendricks de los Cachorros. Ambos serpentineros tendrán que lidiar con el clima, ya que se esperan ráfagas de vientos de 15 a 20 millas por hora.

El Juego 3 suele ser crucial. En cada una de las 37 ocasiones en que los equipos han divido los primeros dos partidos de una Serie Mundial, el ganador del Juego 3 se ha coronado.