Los Indios se salieron del guion en su derrota vs. Cachorros el miércoles

Los Indios se salieron del guion en su derrota vs. Cachorros el miércoles

CLEVELAND - El capataz de los Indios, Terry Francona, sufrió su primer derrota en 10 juegos de Serie Mundial de por vida el miércoles en el Juego 2 de la Serie Mundial ante los Cachorros.

Chicago ganó el juego 5-1 para igualar el Clásico de Otoño a un triunfo por bando.

En dicha derrota, los Indios no ejecutaron el plan de juego que tanto éxito les ha dado durante la campaña regular. Para empezar, no fueron agresivos en las bases contra el abridor de Chicago, Jake Arrieta de Chicago, quien limitó a Cleveland a una carrera en 5.2 entradas de labor.

De los cuatro hits que conectaron la Tribu el miércoles, el único extrabase fue un doble del segunda base Jason Kipnis. Los bateadores de Cleveland también se poncharon 12 veces.

"Arrieta tuvo un buen juego; tenemos que darle crédito a él", dijo el receptor boricua de los Indios, Roberto Pérez. "No pudimos capitalizar. No nos embasamos mucho".

El pitcheo de la Tribu también falló. El abridor Trevor Bauer no tuvo comando de sus pitcheos y cargó con la derrota al permitir seis hits y dos carreras en 3.2 innings de labor, además de otorgar dos boletos. El bullpen de los Indios, que ha sido intransitable durante casi toda esta postemporada, toleró otras dos anotaciones y repartió seis bases por bolas.

"No ejecutamos los pitcheos como lo hemos estado haciendo toda la postemporada", señaló Pérez. "Son cosas que pasan en el béisbol y tenemos que ahora enfocarnos en el Juego 3".

Los Indios también tuvieron fallas defensivas; Kipnis incluso cometió dos errores.

"Para nosotros ganar, por lo general necesitamos jugar un partido limpio y no lo hicimos", dijo Francona.

La Serie Mundial se traslada al Wrigley Field de Chicago a partir del viernes y los Indios están decididos a recuperarse para el Juego 3.

"Ellos ganaron aquí e igual nosotros podemos ganar allá", dijo el tercera base de los Indios, el dominicano José Ramírez. "Nada, seguir jugando duro como lo estamos haciendo. Esto es un juego y algo va a pasar".