Roberto Pérez encabezó el protagonismo latino en el primer choque de la SM

Roberto Pérez encabezó el protagonismo latino en el primer choque de la SM

CLEVELAND - Con dos jonrones y cuatro carreras producidas, el receptor puertorriqueño Roberto Pérez fue la estrella ofensiva del triunfo de los Indios por 6-0 sobre los Cachorros en el Juego 1 de la Serie Mundial el martes.

El primer cuadrangular de Pérez - un batazo solitario por el bosque izquierdo en el tercer inning contra el abridor de Chicago, Jon Lester - le dio una ventaja de 3-0 a la Tribu. El boricua luego agregó un jonrón de tres rayas al jardín izquierdo ante el relevista venezolano Héctor Rondón en el octavo episodio.

Con dichos batazos, Pérez se convirtió en el primer jugador de la Isla del Encanto que se vuela la cerca dos veces en un partido de Serie Mundial. De paso, el oriundo de Mayagüez se unió a Yogi Berra, Gene Tenace, Johnny Bench y Gary Carter como los únicos cátchers que han conectado más de un bambinazo en un juego del Clásico de Otoño.

Además, Pérez es el primer jugador que conecta dos jonrones en su primer juego de Serie Mundial de por vida desde Troy Glaus, quien empalmó dos cuadrangulares por los Angelinos en el 2002.

"Para mí significa mucho", dijo Pérez sobre su primer juego de Serie Mundial. "He prograsado mucho.. Ahora mismo estoy jugando con mucha confianza. No me estoy esforzando por hacer de más en la caja de bateo. Simplemente estoy tratando de controlar mis emociones. Es mi primera experiencia de Serie Mundial y estoy tratando de salir a competir, tener buenos turnos al bate, embasarme y hacer que algo suceda. Es una sensación increíble".

Después del partido, el torpedero de los Indios y compatriota de Pérez, Francisco Lindor, se expresó feliz por su compañero.

"Súper orgulloso, contento", dijo Lindor con respecto a la actuación de Pérez. "Yo sé lo difícil que es y lo mucho que él trabaja para tener éxito y hacerlo en este momento…y que lo haya hecho frente a su familia es algo súper bonito".

En nueve juegos de estos playoffs, Pérez ha conectado tres jonrones y ha remolcado seis carreras por la Tribu.

"Sus manos son muy suaves y encima de eso tiene confianza", dijo el capataz de los Indios, Terry Francona, acerca de Pérez. "Esa es una buena combinación. Digo, lo que hizo hoy al bate fue bien emocionante. Nos dio una ventaja temprano. Y luego, la amplió. En el séptimo y octavo inning, no parecía que iba a ser un juego de 6-0. Siempre es agradable. Todo el mundo se alegró por él. Se notó en la manera en que todo el mundo reaccionó".

PROTAGONISMO LATINO CON EL MADERO
Pérez no fue el único boricua que hizo historia por los Indios en el Juego 1 del Clásico de Otoño. Lindor, de 22 años de edad, se convirtió en el integrante más joven de la Tribu que conecta tres hits en un juego de Serie Mundial. El oriundo de Caguas es también el jugador más joven en lograr la hazaña desde que lo hizo el colombiano Edgar Rentería por los Marlins en el Clásico de Otoño de 1997.

Lindor tiene ahora la distinción de ser el tercer jugador con 22 años de edad o menos que batea tres hits en su primer juego de Serie Mundial. Con esos tres batazos, Lindor mejoró su promedio en esta postemporada a .375.

"Buscar buenos pitcheos en la zona donde yo pudiera darle duro a la bola para algún sitio y gracias a Dios se dio", dijo Lindor con respecto a la manera en que afrontó sus turnos al bate contra Lester y los Cachorros.

Lindor también se robó la segunda base en la primera entrada y anotó la primera carrera del partido gracias a un imparable del tercera base dominicano José Ramírez, quien se fue de 4-3 en su debut en Clásicos de Otoño.

"Me siento bien, gracias a Dios", dijo Ramírez, de 24 años de edad. "Todo salió bien y ganamos, que es lo importante".

Ramírez y Lindor se convirtieron en el tercer dúo de compañeros con menos de 25 años de edad en dar tres hits o más en un juego de Serie Mundial. En ese sentido, se unieron a Goose Goslin y Ossie Bluege (Senadores de Washington, 1924) y Dustin Pedroia y Jacoby Ellsbury (Medias Rojas de Boston, 2007).