Cubs-Indios inician lo que promete ser histórica Serie Mundial

Cubs-Indios inician lo que promete ser histórica Serie Mundial

El Clásico del Otoño arranca esta noche cuando el as de los Indios, Corey Kluber, se mida al veterano abridor de los Cachorros, Jon Lester. De una manera u otra, una de las dos sequías más largas en las Grandes Ligas llegará a su final.

Los jugadores, coaches y dirigentes tendrán que ignorar el tema de las largas esperas por un título. Si se enfocan en aquel tema, eso significaría que estarían enfocados en algo fuera del terreno y estos equipos se respetan demasiado para que eso suceda.

Otro factor en este gran encuentro de Serie Mundial es el vínculo de dos líderes en ambos equipos que saben un poco de cómo ponerles fin a los hechizos.

El capataz de la Tribu, Terry Francona y el presidente de los Cachorros, Theo Epstein, trabajaron juntos cuando destruyeron la "Maldición del Bambino" en los Medias Rojas. Ahora sus escuadras tendrán que medirse para tratar de acabar con otra maldición.

"Hemos pasado por mucho y creo que es genial que estaremos en equipos contrarios ahora", expresó Epstein.

Para los Cachorros y sus fanáticos, han pasado 108 años sin llegar a la gloria y de hecho, 71 años sin llegar a estas alturas de la postemporada. Y si crees en toda la mala suerte durante los años, una pésima directiva o un dueño de un cabrito, el hecho es que este equipo construido por Epstein y sus directivos es una fuerte escuadra.

Las 103 victorias durante la temporada regular solo aumentaron las expectativas y la presión.

"Sabes que habrá nervios, adrenalina y todo eso cuando salga a la lomita para realizar el primer lanzamiento", dijo Lester. "Pero cuando ya estás enfocado en el juego, pienso que uno puede enfocarse en su plan".

Por su parte, para los Indios y sus fanáticos ha sido una espera de 68 años por un título, prolongado por el sufrimiento de ver dos de los mejores equipos en la historia de la temporada regular caer en el gran escenario en el 1954 y 1995, además de la agonía de perder la ventaja en el Juego 7 con dos outs en la novena entrada en 1997.

Nadie señaló a Cleveland como favoritos para llegar a la Serie Mundial, especialmente tras perder por lesiones a piezas claves como Michael Brantley, el venezolano Carlos Carrasco y el dominicano Danny Salazar. Pero Francona demostró otra vez que es un dirigente capaz de brillar en momentos cruciales.

"Las lesiones son parte del juego," manifestó Kluber. "Pasará durante el año. Obviamente hemos sufrido lesiones en nuestro pitcheo. Pero creo estamos aquí porque los muchachos han sabido dar la cara para llenar los vacíos. Creo que eso nos ha dado buenos resultados".