Los Cachorros no descartan a Schwarber para la Serie Mundial

Los Cachorros no descartan a Schwarber para la Serie Mundial

CHICAGO - La alineación de los Cachorros de Chicago, capaz de anotar 18 carreras en los Juegos 4-5 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, pudiera ser más productiva todavía si la novena de la Ciudad de los Vientos suma el bate poderoso de Kyle Schwarber en la Serie Mundial.

Sí. El dirigente de los Cachorros, Joe Maddon, confirmó el sábado que su tremendo artillero, supuestamente fuera hasta el 2017, pudiera estar disponible para unirse a los campeones del Centro del Viejo Circuito en el Clásico de Octubre.

"Sí, hay una posibilidad", proclamó Maddon. "Es como todo, hay que evaluarlo. Va a jugar en la Liga Otoñal. Ya consume la práctica de bateo. Ha asimilado bien el conectarle a un pitcher. Le ha pegado bien a la bola".

"Le va bien moviéndose de un lado a otro, en el cambio de direcciones al correr", prosiguió Maddon. "Su brazo está bien. No sé hasta qué punto podamos usarlo [en la actual postemporada], pero ahora queremos explorar todas las posibilidades".

Schwarber, que sufrió doble desgarre de ligamentos en una rodilla en la aurora de la actual temporada, pudiera ser un tremendo refuerzo para el line-up de los Cubs como bateador designado en la Serie Mundial.

Los Cachorros calculaban que Schwarber, capaz de conectar cinco vuelacercas en la postemporada del 2015 tras una campaña como novato en la cual se fue para la calle 16 veces en solamente 273 turnos, pudiera estar listo tal vez, en el mejor de los casos, para la pelota invernal, pero ha progresado tanto que ahora los planes pudieran cambiar radicalmente al respecto.

"Queremos ser prudentes, al ver hasta dónde nos lleva el siguiente paso, que es su actuación en la Liga Otoñal", explicó Maddon, contento por el entusiasmo de Schwarber por ayudar a su equipo.

Después de verlo trabajar tan intensamente en las semanas recientes, a sus compañeros no les sorprende para nada lo que pueda hacer el joven jonronero y le darían la bienvenida los Cubs en la Serie Mundial.

"Está de 3-4 horas al día en la sala de los preparadores físicos y en el cuarto de pesas", informó el abridor Jake Arrieta. "Quiere regresar al máximo de su fuerza a la mayor brevedad posible. De hecho, después de su lesión su meta era ponerse más fuerte que antes.

"Si está listo para jugar, sería difícil decirle que no a un bate como el suyo", concluyó Arrieta.