Los pitchers de los Indios se rinden a los pies de Roberto Pérez

Los pitchers de los Indios se rinden a los pies de Roberto Pérez

CLEVELAND - Mientras el público en el Rogers Centre soltaba un quejido colectivo, el setup Brian Shaw se bajó de la lomita. El pitcher apuntó enfáticamente al cátcher puertorriqueño Roberto Pérez y corrió a darle una palmada en la espalda para celebrar el ponche que acababan de propinarle a Kevin Pillar.

Había sido Pérez, al fin y al cabo, quien había pedido esa slider en cuenta de 1-2 que se escabulló bajo el bate de Pillar para completar el ponche y terminar con el quinto inning de los Azulejos en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana. Cleveland mantuvo la ventaja el resto de la tarde para ganar 3-0 y asegurar un puesto en la Serie Mundial por primera vez desde 1997. El relevista Andrew Miller fue nombrado el Jugador Más Valioso de la serie, pero Pérez fue el héroe desconocido.

"Andrew mereció el JMV, obviamente", dijo el pitcher Trevor Bauer. "Pero 'Berto' estuvo muy cerca en mi opinión. Fue el cátcher en todos los innings. Llamó el juego. No se alejó del plan. Se ajustó muy bien en cada encuentro".

Durante la barrida de tres juegos sobre los Medias Rojas en la Serie Divisional de la Liga Americana, los pitchers de los Indios limitaron a la ofensiva más prolífica de todo el béisbol a siete carreras en tres juegos. Los Azulejos, que batearon 221 jonrones en la ronda regular, anotaron solo ocho veces en sus cinco encuentros contra la Tribu. Con Pérez detrás del plato, estos Indios empataron un récord del club con tres blanqueos en la misma postemporada.

En una postemporada en la que los Indios han sorteado todo tipo de problemas con su pitcheo abridor, Pérez ha sido una fuerza estabilizadora detrás del home.

"Berto es un gran cátcher", dijo el pitcher Ryan Merritt. "Es muy inteligente. Puede sacar corredores en segunda. Trata de hacer lucir mejor a cada pitcheo, a todos y cada uno de tus pitcheos. Es un gran cátcher y ha sido sensacional poder lanzarle. Cada vez que entramos al dogout tiene algo positivo que decirme para mantenerme motivado".

Durante la temporada regular, Pérez, de 27 años, bateó sólo .183 en 61 juegos, pero hubo factores que lo afectaron. Una fractura en el dedo pulgar de la mano derecha lo mandó a la lista de lesionados a finales de abril. Entonces, cuando el receptor regular Yan Gomes se lesionó en julio, fue necesario recortar la rehabilitación de Pérez. Sin el número de turnos necesarios para estar listo para jugar todos los días, Pérez tuvo que tomar la posición.

Aunque su ofensiva sufrió, su defensa no lo hizo. Puso out al 45.8% de los corredores que salieron a robarles y los Indios tuvieron marca de 33-20 con él detrás del plato. Dos veces en la temporada sacó robando a Terrance Gore de los Reales, a quien nadie más había retirado esta campaña.

"Me tomo muy serio lo que hago", dijo Pérez. "Sea llamar el juego, bloquear picheos, sacar gente robando o cuadrar pitcheos. Pero estos tipos, hombre, tenemos un buen grupo de muchachos en este equipo. Un gran cuerpo de pitcheo. Yo confío en ellos y ellos confían en mí".

Pérez ha sido aplaudido todo el año por su habilidad para 'cuadrar' lanzamientos: hacer que pitcheos fuera de la zona luzcan como strikes gracias al movimiento rápido de su mascota.

Y ha continuado haciéndolo durante la postemporada.

"Uno siempre está buscando tirar pitcheos en las esquinas y hay veces en las que vas a fallar", dijo Bauer. "Cuando fallas por un poquito e igual logras que te canten un strike, eso es un beneficio gigantesco. Te puede cambiar un turno, que a la vez te puede cambiar un inning. Durante un juego de playoff poner al abridor del inning en 0-1, en vez de 1-0, es algo que puede cambiar las cosas".

El receptor suplente Chris Gimenez dijo que Pérez tiene la habilidad para lograr que los árbitros canten strike esa slider de Miller que pareciese atravesar el home de un extremo a otro.

"Es una cosa increíble", dijo Gimenez. "Y te digo más, hacer ver esa slider de Miller como un strike es casi imposible. Andrew mismo te lo dice. No puedes 'cuadrar' ese pitcheo. Es imposible hacerlo. Pero Roberto encuentra la forma de hacerlo parecer medianamente decente, mientras que yo probablemente trataría de bloquearlo".

En ocho juegos de postemporada, los pitchers de los Indios han dejado 1.71 de efectividad con 81 ponches, 19 boletos y los rivales les batean para .206 en 71 innings. Todo eso ante dos de las mejores ofensivas de las mayores. Y como notó Bauer, Pérez ha estado detrás del home en cada uno de esos innings.

"Ha llamado unos juegos increíbles", dijo el coach de lanzadores Mickey Callaway. "Ha estado fantástico".

Josh Tomlin, que ha lanzado un par de sólidos juegos estos playoffs, también le dio crédito a Pérez por su forma de dirigir los encuentros.

"Casi que estamos mimados como pitchers", dijo Tomlin. "Pienso que no hay palabras para describir lo importante que ha sido para todos nosotros en estos momentos".

Cuando Miller cerró el triunfo en el Juego 3 ante los Azulejos, el espigado zurdo también apuntó a Pérez mientras bajaba de la lomita. Ese tipo de gestos se está haciendo cada vez más popular por estos días.

"Ahora que Roberto está jugando todos los días puedes ver que su confianza está creciendo", dijo el manager Terry Francona. "Y pienso que los pitchers han trabajado espectacularmente con él".