Tras dos años de éxitos, los Azulejos revivieron el béisbol en Canadá

Tras dos años de éxitos, los Azulejos revivieron el béisbol en Canadá

TORONTO - El final de la postemporada para los Azulejos de Toronto fue una especie de alucinación. Ninguno de ellos era capaz de asimilar la derrota, coinciden.

"Quería subirme a un avión rumbo a Cleveland", confesó el jardinero dominicano José Bautista.

Los Azulejos iniciaron el miércoles dejando su equipaje listo por fuera del clubhouse en el Rogers Centre para lo que ellos creían sería un vuelo con destino a Cleveland. Pero su postemporada terminó horas más tarde tras caer 3-0 frente a los Indios en el Juego 5 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana.  

Mientras Cleveland celebraba su primer viaje a la Serie Mundial en 19 años, Toronto asimilaba la derrota con emociones mixtas.

"Estoy decepcionado porque sé que estos muchachos trabajaron duro para llegar hasta aquí", dijo el antesalista Josh Donaldson. "Estoy consciente de los sacrificios por los que cada uno aquí tuvo que pasar. Dejamos todo en el terreno.

"Amo este equipo. Amo jugar este deporte. Soy un apasionado del béisbol. Amo jugar junto a los compañeros que tengo en este clubhouse".

En algún momento, los Azulejos tendrán una perspectiva clara de esta campaña, y seguramente se sentirán orgullosos de lo que lograron.

Primero, estos Azulejos continuaron con el renacimiento del béisbol en Toronto. Promediaron casi 42,000 aficionados por juego y encabezaron la Liga Americana en asistencia por primera vez en 22 años.

Los ratings de televisión fueron excelentes, y los Azulejos clasificaron a la postemporada por segundo año seguido, esto después de 22 años sin jugar en octubre.

Los Azulejos ganaron de manera emocionante el Juego entre Comodines de la Liga Americana, luego barrieron a los Rangers en la Serie Divisional antes de ser eliminados por los Indios en cinco juegos en la SCLA. Cuan larga la temporada es, los Azulejos llenaron de alegría y satisfacción a millones de fanáticos alrededor de Canadá.

Cada jugador - además del manager John Gibbons y su cuerpo de instructores- es responsable por este gran logro, y eventualmente se sentirán orgullosos de ello.

"Cuando pasas por el tipo de emociones por las que estamos pasando ahora mismo, es difícil", manifestó el jardinero central Kevin Pillar. "Estamos empacando nuestras pertenencias. La temporada ha terminado. Es decepcionante".

Toronto fue incapaz de avanzar debido al dominante pitcheo de la Tribu, el cual terminó la SCLA con efectividad de 1.43. El timonel de los Indios, Terry Francona, utilizó a sus abridores por 22 entradas y a sus relevistas por 22 innings. Ambos lanzaron de maravilla -- 1.23 de EFE para los abridores, y 1.64 para el bullpen.

La ofensiva de los Azulejos, que había conectado 221 cuadrangulares durante la campaña regular, apenas anotó ocho carreras en cinco partidos y bateó .201.

Es muy probable que los Azulejos tengan un nuevo rostro el año entrante con sus estrellas Bautista y el primera base dominicano Edwin Encarnación en camino a la agencia libre. Y aunque el núcleo permanece sólido, Donaldson destacó, "Ese par de toletes han sido el rostro de la franquicia por muchos años".

"Cuando piensas en lo que sucedió en los últimos 18 meses, no puedes evitar sentirte orgulloso", expresó Pillar. "Revivimos el béisbol en Canadá y en esta ciudad".