Los Azulejos se despiden decepcionados, pero orgullosos de lo logrado desde el 2015

Los Azulejos se despiden decepcionados, pero orgullosos de lo logrado desde el 2015

TORONTO -- Como era de esperarse, fue enorme la decepción de los Azulejos al ser eliminados de la postemporada por los Indios en el Juego 5 de la Serie de Campeonato el miércoles.

Cleveland ganó la serie 3-1 para avanzar a la Serie Mundial por primera vez desde 1997.

Al sucumbir ante la Tribu, Toronto vio su campaña terminada en la Serie de Campeonato por segundo año consecutivo. Pero en medio de la angustia, diversas figuras de los Azulejos expresaron satisfacción por lo que ha logrado el equipo en los últimos 15 meses.

El año pasado, Toronto cayó en seis juegos ante los Reales en la SCLA tras capturar el título de la División Este de la Liga Americana para volver a los playoffs por primera vez desde que ganó el Clásico de Otoño en 1992 y 1993.

Esta temporada, los Azulejos terminaron la ronda regular empatados con los Orioles en el segundo lugar de su división con foja de 89-73. Luego de dejar en el terreno a Baltimore en el Juego del Comodín de la Liga Americana, la tropa del manager John Gibbons barrió a los Rangers de Texas en la ronda divisional para llegar a la SCLA.

"Hubo algunos momentos increíbles", dijo el presidente y máximo ejecutivo del club, Mark Shapiro, quien asumió dicho puesto en agosto del 2015. "Recuerdo el Juego del Comodín [contra] los Orioles como uno de los cinco momentos que más he disfrutado en mi carrera. La forma en que eliminamos a Texas también fue increíble.

"Creo que la confianza es lo que me llevaré de esta temporada. Nunca es fácil. Nunca. Estos muchachos tuvieron que trabajar todo el año. Es algo increíble ser uno de cuatro equipos con vida al final y disputando el banderín de la Liga Americana. Pero eso no es suficiente. Siempre se quiere ser el equipo que gana el último juego".

Después de la derrota del miércoles, Gibbons elogió a sus jugadores y a sus instructores por lo lejos que llegaron este año.

"Les di las gracias por su esfuerzo todo el año", dijo el capataz. "Fue una temporada loca. Algunos altibajos.

"Se me ha escuchado decir que éste es un grupo especial. Vienen a jugar. Tuvieron otro año excelente. Llegamos hasta este punto. Una vez más, no pudimos superar el obstáculo. Pero hicieron tremendo trabajado para llegar hasta este punto".

El jardinero Kevin Pillar señaló que a pesar de la decepción que sienten los Azulejos ahora mismo, él y sus compañeros de equipos están bien orgullosos de lo que han logrado en las últimas dos temporadas y el impacto que han causado en el ambiente beisbolero de la ciudad de Toronto.

"Hemos revivido el béisbol en Canadá y en esta ciudad. Estuvo sin vida por mucho tiempo", señaló Pillar. "He estado aquí el tiempo suficiente para ver el repunte y ser parte de ello. Uno no puede evitar sentirse orgulloso".

Agregó el guardabosque dominicano José Bautista: "Vi indicios de eso en el Día Inaugural y el Día de Canadá. Se sabía que existía el potencial, pero nadie quería apoyar a un [equipo] perdedor. Obviamente, ahora que hemos jugado mejor, [el apoyo] de la fanaticada es de esperarse".

Los Azulejos llegan el receso de temporada con gran incertidumbre con respecto a su roster de cara a la temporada del 2017. Dos pilares de la ofensiva de Toronto - Bautista y su compatriota Edwin Encarnación - serán agentes libres a partir de este invierno, al igual que el guardabosque Michael Saunders y los lanzadores Brett Cecil y R.A. Dickey.

No obstante, Gibbons asegura que los Azulejos se despiden de los playoffs con la frente en alto y decididos a dar la pelea el próximo año.

"Mantenerse en la cima o cerca de eso requiere de muchas cosas", manifestó el dirigente. "Muchas cosas tienen que salirte bien. Tienes que tener alguno de suerte. Tienes que mantenerte saludable, por lo general. Y tienes que ser fuerte a nivel mental. Eso es lo que tenemos. Dimos ese paso el año pasado, llegamos y lo volvimos a hacer este año.

"Sé que habrá decepción, murmullos y quejas porque nos quedamos cortos, pero no serán de parte mía. Yo sé lo que estos muchachos lograron y creo que es una gran hazaña. La clave es que queremos dar el próximo paso uno de esos días. Ojalá sea el año que viene".