Tigres listos para mover sus piezas este invierno

Tigres listos para mover sus piezas este invierno

DETROIT -- Según indicó el gerente general Al Avila esta semana, los Tigres darán inicio a una nueva era.

"Queremos ser un equipo más joven", explicó Avila. "Queremos tener un menor presupuesto. Queremos que la organización no tenga que invertir más de la cuenta".

Avila aclaró que no será de la noche a la mañana, ni será una reconstrucción completa, ni ocurrirá en una temporada muerta. Pero comenzará este invierno, en lo que ya se espera que se vean cambios de alto perfil en todo el béisbol e incluirían a algunos jugadores de los Felinos.

Avila no destacó nombres, pero dijo que no descartaría cualquier movimiento que ayude al club mejorar a largo plazo.

"No cabe duda de que queremos ser competitivos", manifestó Avila. "Está claro que queremos volver a los playoffs. Pero a la vez, esta organización ha estado invirtiendo más de la cuenta por muchos años y nos ha puesto en una situación que la verdad nos impide avanzar".

Detroit llega a la temporada muerta con 10 jugadores bajo contratos garantizados para la próxima campaña valorados sobre los US$167 millones. Si se incluyen las opciones del club en el contrato del jardinero Cameron Maybin y el del cerrador venezolano Francisco Rodríguez y se incluyen a más de una docena de jugadores elegibles para arbitraje, los Tigres otra vez superarían una nómina de US$200 para mantener el equipo intacto y los obligaría de nuevo a pagar un impuesto de lujo -- al menos de que haya cambios en el convenio colectivo.

"Todos saben las consecuencias del impuesto que tendríamos que pagar", declaró Avila. "Y si continuamos por aquel camino, seguirá aumentando. Lo que recomiendo es que no sigamos dicho patrón porque definitivamente afectará el progreso de la organización".

La mayor especulación sería en torno a Justin Verlander, el integrante con mayor tiempo en el equipo. El abridor de 33 años de edad ganará US$28 millones en cada una de las próximas tres campañas con una opción de US$22 millones para el 2020. Después de una temporada del 2016 en la que se perfiló como uno de los candidatos para el Cy Young de la Liga Americana, podría llamar la atención de algunos clubes dispuestos a pagar aquel contrato.

Verlander tendría que aceptar cualquier cambio. De hecho, el dueño Mike Ilitch también tendría que darle el visto bueno. Pero Avila dijo que a estas alturas cualquier pelotero sería tenido en cuenta para cualquier transacción.

Al final de cuentas, Avila no calificó el nuevo proceso del equipo como una reconstrucción y dejó que la prensa le colocará una etiqueta. De cualquier manera, es una nueva estrategia para un equipo que ha aumentado su presupuesto al máximo en los últimos años.

"Platicaremos con los otros 29 clubes", agregó Avila, "y veremos cómo podemos comenzar, poco a poco, a tener un menor presupuesto, un equipo más joven y a la vez ser competitivos para volver a la postemporada. Obviamente, no es lo más fácil de hacer … pero debemos hacerlo".