Rich Hill pretende continuar el dominio del pitcheo de Dodgers en el Juego 3

Rich Hill pretende continuar el dominio del pitcheo de Dodgers en el Juego 3

LOS ANGELES -- ¿Puede inspirarse un atleta profesional en la gran faena de colegas suyos en pos de un máximo esfuerzo? Claro que sí. El zurdo Rich Hill subiría más crecido a la lomita para el Juego 3 de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, gracias a la monumental faena dominical de Clayton Kershaw y del taponero curazoleño Kenley Jansen.

"Claro que sí, lo que han hecho Clayton y Kenley toda la postemporada ha sido increíble, 100 por ciento inspirador", reconoció el abridor de los Dodgers para el martes frente a los Cachorros de Chicago. "Marcan la pauta para mí.

"No creo que estuviéramos aquí de no ser por el esfuerzo de cada uno de los integrantes de nuestro equipo, pero lo que ha hecho el cuerpo de relevo en los Play-Offs ha sido extraordinario", agregó el experimentado zurdo de la Tropa Blanquiazul.

Hill, un veterano de 36 años de edad que disfrutó de un 2016 sobresaliente con registro de 12-5 y excelente efectividad de 2.12 entre los Atléticos de Oakland y los Dodgers en 20 aperturas, no las tuvo todas consigo en la Serie Divisional frente a los Nacionales de Washington (0-1, 6.43 en dos inicios), pero sus 13 ponches en siete episodios sugieren que ha lanzado mejor de lo que indican los números.

"Salgo al diamante a dar todo lo tengo, tu esfuerzo máximo lo debe ser todo", filosofó el zurdo que con una tarde exitosa pudiera poner arriba 2-1 a los Dodgers en la Serie de Campeonato. "Se trata de quedarse en el momento y ejecutar pitcheo tras pitcheo al tope de tus habilidades y ver qué pasa. Al terminar la jornada, obtener la victoria es todo lo que importa".

Abrir el martes en Los Angeles significaría para Hill su primera asignación de la actual postemporada en su patio, lo cual aprecia bastante sin olvidar que lo importante es hacer el trabajo, independientemente del escenario.

"La ventaja de jugar en casa te brinda mayor comodidad en el sentido de que en Dodger Stadium te sientes familiarizado con el parque y sus alrededores", subrayó Hill. "Necesitas, empero, ejecutar, bien sea en Chicago, Washington, Los Angeles o un terreno baldío en Arizona".

En el caso específico de Hill, que comenzó su carrera en las Grandes Ligas precisamente con los Cachorros en el 2005 -sus primeras cuatro temporadas en la cumbre del diamante fueron con esa novena-, el tema de las ampollas es ineludible porque posiblemente es una de las razones del porqué no convirtió una buena temporada en otra monumental.

"Tiene un descanso normal entre aperturas y por eso comprendemos que la ampolla no va a ser un factor", indicó el dirigente de los Dodgers, Dave Roberts. "Obviamente, él ha tenido que enfrentar eso todo el año y nosotros también.

"Con Richi [por lo de la ampolla] vamos inning por inning", admitió Roberts. "Mantendremos los dedos cruzados. Me gustan nuestras oportunidades, si todas las cosas son normales y su ampolla aguanta".

Precisamente Roberts tuvo que adoptar una de sus decisiones más controversiales de lo que va de su corta carrera como manager al sacar a Hill de un partido en el que tiró siete episodios perfectos.

La razón de ello era resguardar a Hill de posibles repercusiones por esa ampolla. Le toca ahora el momento en el que aquella decisión puede derivar en jugosos dividendos en el Juego 3 de la Serie de Campeonato.