El relevo de los Indios no ha dado tregua en estos playoffs

El relevo de los Indios no ha dado tregua en estos playoffs

CLEVELAND - Aparte de la impresionante labor de los abridores Corey Kluber y Josh Tomlin de los Indios en los primeros dos choques de la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Azulejos, el relevo de la Tribu ha sido un elemento brillante para la tropa de Terry Francona, que gana la serie al mejor de siete dos victorias por cero.

El sábado en el Juego 2, Bryan Shaw, Andrew Miller y Cody Allen se combinaron para tirar 3.1 ceros con siete ponches y preservar una victoria por 2-1. En los primeros dos encuentros ante el poderoso ataque de Toronto, el bullpen de Cleveland ha tirado un total de 6.0 entradas en blanco, con 13 ponches.

El trío de Shaw, Miller y Allen, quien lleva ya cuatro juegos salvados en estos playoffs, ha sido la carta de triunfo para Francona en las segundas partes de los partidos.

"Ha sido admirable. Estos muchachos siempre están bien preparados para cualquier situación viniendo del bullpen y la verdad es que estoy bien orgulloso de ellos", dijo el receptor de los Indios, el boricua Roberto Pérez. "Mantuvieron la bola bajita contra esa alineación de los Azulejos de Toronto y ésa fue la clave del éxito".

En particular, Miller se ha destacado como un caballo de trabajo para los Indios, tanto en la Serie Divisional contra los Medias Rojas como en esta ronda ante los Azulejos. En cuatro presentaciones y 7.2 entradas, el zurdo no ha concedido anotación alguna, a la vez que ha ponchado a 17 bateadores y ha otorgado apenas dos bases por bolas. En la serie vs. los Azulejos, 10 de los 11 outs que consiguió entre el Juego 1 y 2 fueron por la vía del ponche, gracias en gran parte a un venenoso slider que engaña tanto a los bateadores derechos como a los zurdos.

"Es un pitcher difícil", dijo acerca de Miller el receptor de los Azulejos, Russell Martin. "Ese slider es difícil. Parece por mucho tiempo que va a ser strike y luego se mueve fuera de la zona".

Miller, quien llegó a los Indios vía un cambio con los Yankees a finales de julio, hizo un total de 55 pitcheos entre el viernes y el sábado, algo poco habitual a lo largo de la temporada regular, pero que se ve necesario con la urgencia de una serie de playoffs.

"Estoy simple y llanamente tratando de sobrevivir", dijo Miller. "(Los Azulejos) son muy buen equipo con excelentes bateadores. He visto a muchos de ellos en los últimos años.

"No siempre va a ser así. Hay que salir a tirar y cuando le den a la bola, esperar que el batazo sea de frente".

Desde el domingo, la serie se traslada a Toronto, donde el Rogers Centre será escenario de un fuerte ambiente con una apasionada fanaticada de los Azulejos. Una manera eficaz de mantener al público al margen de todo será continuar frenando la ofensiva contraria.

"Esperamos seguir atacándolos de la manera en que los estamos atacando, manteniendo la bola bajita", dijo Pérez. "Hasta ahora ha (funcionado) y considero que debemos seguir con ese plan y jugar juego por juego".