John Gibbons espera más trueno y mejor suerte en Toronto

John Gibbons espera más trueno y mejor suerte en Toronto

CLEVELAND - Tras caer por 2-1 ante los Indios en el Juego 2 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el Progressive Field el sábado, los Azulejos regresan a casa abajo 0-2 en la serie al mejor de siete juegos, en gran parte por una llamativa falta de producción con el madero.

Los pitchers de Toronto han cumplido, limitando a la Tribu a un total de cuatro carreras en los primeros dos partidos, pero no han tenido respaldo ofensivo; en 18 innings de la SCLA, los bateadores de los Azulejos se han ponchado 25 veces y han anotado una sola carrera.

Se trata de un letargo notable para la potente ofensiva de Toronto, que terminó en el quinto lugar del Joven Circuito con 759 carreras anotadas en la temporada regular este año y produjo 22 más en tres partidos en la Serie Divisional de la Liga Americana para barrer a los Rangers de Texas.

Toronto también cruzó el plato cinco veces en el Juego del Comodín de la Liga Americana ante los Orioles.

Al preguntársele acerca de la escaza producción de su equipo, el manager de Toronto, John Gibbons, lo atribuyó al excelente pitcheo de Cleveland -- tanto los abridores Corey Kluber y Josh Tomlin como los relevistas de la Tribu-- y nada más.

"Lo que sé es que [los Indios] pitchearon muy bien", dijo Gibbons. "No me atrevería a quitarles mérito. Kluber [el viernes], uno de los grandes del juego. Y Tomlin está entre los mejores pitchers del béisbol en cuanto al comando se refiere".

Agregó el capataz, "Si analizas los dos juegos, de ambos lados ha dominado el pitcheo".

Rumbo a casa

Gibbons confía en que sus jugadores tienen la fortaleza mental y la actitud que se necesitan para salir de un bache como el de ahora y pone como ejemplo la SCLA del 2015 ante los Reales.

Aunque Toronto terminó perdiendo dicha serie, la tropa de Gibbons ganó dos juegos en el Rogers Centre tras perder los primeros dos en Kansas City y de esa manera obligó un Juego 6 en el Kauffman Stadium.

"Conozco a este grupo. He estado con este mismo grupo el último par de años y eso nunca ha sido un problema", dijo Gibbons. "Lo mismo pasó [en la SCLA] el año pasado. Perdimos los primeros dos juegos en la ruta, regresamos y obligamos que la serie volviera a Kansas City. Ganamos algunos juegos importantes en casa. Obviamente, tenemos que hacer eso".

Gibbons está consciente de que su equipo tiene cada vez menos margen de error, pero confía en que jugar en casa con el apoyo de su fanaticada será beneficioso.

Toronto tuvo marca de 46-35 en casa durante la campaña regular y lleva 2-0 en tierras canadienses en lo que va de la presente postemporada.

"Jugamos bien en casa [esta temporada]", señaló Gibbons. "Quizás estar frente a nuestro público nos dé ánimo y podamos arrancar. Pero estamos contra la pared. Creo que eso es bastante obvio".