Después de terrible arrancada, Astros tienen notable temporada

Después de terrible arrancada, Astros tienen notable temporada

Grandes expectativas se convirtieron rápidamente en decepción cuando los Astros, elegidos por la mayoría para llegar a la postemporada y por algunos para ir a la Serie Mundial, tropezaron en la arrancada. Ellos enderezaron el barco con tiempo y se acercaron a los primeros lugares en el verano antes de quedarse cortos en la semana final de la temporada.

El hecho de estar en la pelea en la última semana sorprendió debido a la arrancada de 17-28 que tuvieron los Astros, el bajo desempeño de varios jugadores claves, incluyendo el ganador del Premio Cy Young de la Liga Americana en 2015 Dallas Keuchel y los jardineros Carlos Gómez y Colby Rasmus, las lesiones que causaron estragos en ellos en la segunda mitad, y el hecho que ellos no hicieron movimientos en la fecha límite del 1º de Agosto para cambios directos.

El crédito se lo lleva el manager A.J. Hinch, quién mezcló y pudo utilizar adecuadamente a un cansado bullpen al final, engranó la rotación y navegó su ruta a través de lesiones. Los novatos Yulieski Gurriel y Alex Bregman fueron grandes adiciones a la ofensiva, pero eventualmente, la alineación de los Astros no estuvo completa mucho tiempo en la temporada.

Un fuerte bullpen tuvo problemas y probablemente se cansó en Septiembre, lanzando la mayor cantidad de innings de un cuerpo de relevistas en el béisbol en el mes, luego que una disminuida rotación tuvo problemas en llegar a cinco innings. Sin embargo, el joven núcleo de los Astros, liderado por Jose Altuve, Carlos Correa, George Springer, Bregman y el lanzador Lance McCullers, está en su lugar, y sus desempeños esta temporada proporcionaron esperanzas a pesar de la decepción general.

Récord: 84-78, tercer lugar, Liga Americana Oeste.

Momentos decisivos: Luego de superar un mes de Abril con marca de 7-17, los Astros hicieron borrón y cuenta nueva para meterse en la lucha por la postemporada y estuvieron a solamente 2 ½ juegos detrás de los Rangers en la división luego de derrotar a los Yankees el 27 de Julio. Ellos perdieron nueve de sus siguientes 11 partidos, incluyendo 2-7 en casa contra Toronto y Texas, promediando solamente 2.2 carreras por juego en el proceso. Los Astros perdieron seis juegos en las posiciones de la división en dicho trecho y nunca más se volvieron a acercar a los Rangers.

Lo que salió bien: Altuve pasó de ser uno de los mejores intermedistas del béisbol a ser uno de los mejores jugadores, entrando en la lucha por el premio de Jugador Más Valioso de la Liga Americana camino a su segundo título de bateo en tres temporadas. El maracayero añadió poder e impuso marcas personales en jonrones e impulsadas, convirtiéndolo en un bateador aún más peligroso.

Cuando los Astros movieron a Springer al primer turno el 24 de Mayo, el equipo arrancó. La habilidad de Springer de embasarse y su potencial poder hicieron de él una peligrosa presencia en el tope de la alineación y casi lo lleva al Juego de Estrellas. A pesar que se ponchó mucho, el jardinero de alto vuelo fue un catalizador como primer bateador.

Correa siguió su campaña como Novato del Año en la Liga Americana con una sólida primera temporada completa, la cual jugó con apenas 21 años de edad. Él fue colocado como cuarto bateador a mitad de la temporada y respondió rutinariamente con grandes empujadas, incluyendo cinco hits de oro.

El bullpen estuvo sólido la mayor parte del año, aunque el puesto de cerrador pasó del titular Luke Gregerson al serpentinero Todos Estrellas Will Harris al duro lanzador Ken Giles, quien estuvo incierto en el trabajo. La aparición del novato Chris Devenski quizás lo hizo el mayor activo del bullpen.

Además de Devenski, los Astros recibieron contribuciones significantes del relevista Michael Feliz y del abridor Joe Musgrove, pero fue Bregman quien tuvo el mayor impacto. Luego de arrancar bateando de 32-1, la selección número 2 en general en 2015 se estableció como uno de los bateadores más peligrosos en la alineación de los Astros y dejó claro que había llegado.

La firma del Cubano Gurriel fue una adición sólida, el toletero Evan Gattis superó una lenta arrancada para convertirse en una amenaza de poder en la alineación mientras regresaba como receptor y el versátil jugador Marwin González fue una pieza de valor incalculable otra vez.

Lo que salió mal: Dos tercios de los jardineros del Día Inaugural de los Astros no tuvieron impacto alguno en la segunda mitad. Gómez fue dejado libre y eventualmente firmó con Texas, y Rasmus, quien aceptó una calificada oferta de $15.8 millones en Noviembre, tuvo problemas en el plato, fue sometido a una operación para remover un quiste en su oreja en Agosto y nunca pudo recuperarse.

Lesiones lastimaron a los Astros en la segunda mitad. Ellos eran el equipo más sano en las mayores cuando el antesalista Luis Valbuena (tirón en la corva) quedó fuera por toda la temporada. Keuchel no lanzó en el mes final por una inflamación en su hombro, McCullers comenzó la temporada en la lista de lesionados con dolores en su hombro derecho y terminó sufriendo un esguince en su codo. Bregman se perdió dos semanas con una lesión en su corva en Septiembre.

Keuchel no pudo acercarse a repetir su éxito en 2015 que le dio el Premio Cy Young de la Liga Americana. Él terminó con marca de 9-12 y 4.55 PCL en 26 aperturas, aunque él lanzó mejor en la segunda mitad. Collin McHugh, un ganador de 19 partidos en 2015, también arrancó lento y finalizó fuerte pero su trabajo no fue lo había sido el año anterior. El agente libre Doug Fister tuvo una terrífica primera mitad antes de caerse en Septiembre, con los Astros perdiendo sus siete últimas aperturas.

Los novatos Tyler White y A.J. Reed tuvieron problemas en sus debuts, y los Astros continuaron teniendo una puerta giratoria en primera base. El veteran receptor Jason Castro no tuvo una Buena temporada ofensivamente en lo que pudo haber sido su último año en Houston. Los problemas cerrando de Gregerson, Harris y Giles significaron para los Astros estar entre los equipos con más salvados desperdiciados en la Liga Americana. El zurdo Tony Sipp también tuvo un año malo.

Y, por supuesto, los Astros no pudieron ganarle a los Rangers, quienes terminaron 15-4 contra ellos.

Mayor Sorpresa: Devenski. El novato pasó todo el 2015 en Corpus Christi Doble-A, tuvo un terrífico desempeño en el juego por el campeonato en Triple-A, y dejó una rápida impresión cuando fue llamado a comienzos de la temporada. Devenski hizo cinco aperturas pero se convirtió en una fuerza en el bullpen con su habilidad de lanzar varios innings y usar su peligroso cambio. Él tuvo una de las mejores temporadas de un relevista en la historia de la franquicia.

Bateador del Año: Fácil. La temporada con calibre de JMV lo coloca aparte del resto.

Lanzador del Año: Harris fue escogido al Juego de Estrellas luego de una estelar primera mitad y le dio a Houston una segunda gran temporada en la parte de atrás del bullpen. Él no lo hizo bien como cerrador a mediados de año pero mostró su valor como una opción fuerte para los innings finales.

Novato del Año: Devenski supera a Bregman, quien no tuvo el trabajo suficiente porque fue subido muy tarde en la temporada y luego se lesionó.