Reales mostraron brío en 2016 defendiendo su título

Reales mostraron brío en 2016 defendiendo su título

Cuando las derrotas se acumularon durante un duro mes de Julio (7-19), el receptor Todos Estrellas Salvador Pérez intentó analizar lo que había estado afectando a los campeones de la Serie Mundial de 2015.

Pérez encogió sus hombros y simplemente dijo, "Quizás nosotros estamos un poco cansados".

Casados. Y golpeados.

Luego de correr hasta el Juego 7 de la Serie Mundial de 2014 y un triunfo en cinco partidos sobre los Mets la temporada pasada, el tanque de energía de los Reales eventualmente se mostró vacío en 2016.

No ayudó que los Reales perdieron a su antesalista Mike Moustakas (cirugía en su rodilla) por toda la temporada en Mayo. O que Alex Gordon (muñeca) perdió más de un mes. O que el cerrador Wade Davis (esguince en antebrazo) perdió más de un mes. O que el relevista Luke Hochevar (síndrome de salida torácica) perdió los dos meses finales. O que el jardinero central Lorenzo Cain (esguince en la mano y tirón en la corva) apenas pudo jugar en los dos meses finales.

La lista es grande.

Récord: 81-81, tercer lugar, Liga Americana Central.

Momentos decisivos: Luego de una alentadora gira, 4-2, por Miami y Boston, los Reales regresaron a casa a finales de Agosto para enfrentar a Yankees y Tigres, dos equipos que estaban por encima de ellos en la lucha por el comodín. Ahí fue cuando la temporada se echó a perder.

Los Reales perdieron juegos consecutivos en innings extra contra los Yankees, teniendo ambos juegos aparentemente ganados para perderlos al final. En un juego, los Reales tenían la carrera del empate en tercera y la ganadora en segunda base sin outs en el décimo inning con el turno para los bateadores 3-4-5. Ellos no anotaron.

Luego contra los Tigres, los Reales pudieron fácilmente barrer los tres juegos pero el bullpen no hizo el trabajo perdiendo ventajas al final de los encuentros dos veces. Esas desmoralizantes derrotas dejaron a los Reales con una marca de 2-4 en casa, disparando pesadillas de lo que pudo haber pasado.

Lo que salió bien: A pesar de todas las lesiones, los Reales tuvieron varios jóvenes peloteros que dieron un paso adelante y mostraron que pueden jugar en Grandes Ligas.

El novato Cheslor Cuthbert reemplazó a Moustakas, y por un tiempo estuvo siendo considerado para recibir los honores de Novato del Año. El novato Whit Merryfield mostró que pertenece a un roster de 25 peloteros. El novato zurdo Matt Strahm fue un abridor casi toda la temporada en las menores pero subió y resultó ser una sensacional adición al bullpen los dos meses finales.

Y no nos olvidemos del zurdo Danny Duffy, quién inició la temporada en el bullpen y fue cambiado a la rotación debido a las lesiones. Él fue tan dominante, él impuso una marca de la franquicia en ponches en un partido con 16 contra Tampa Bay, que se metió el mismo entre los candidatos al premio Cy Young.

Que salió mal: El tan cacareado hermético bullpen, considerado por muchos el mejor del béisbol los últimos tres años, mostró muchos huecos, especialmente en la segunda mitad.

Y muchas de las fallas pueden ser adjudicadas al relevista Joakim Soria, firmado en la temporada muerta por tres años y $25 millones. Soria tuvo la peor temporada en las Grandes Ligas, estando en la lomita cuando los Reales permitieron la carrera de empatar o perder un total de 13 veces.

Mayor Sorpresa: A pesar que la aparición de Strahm como una fuerza en el bullpen abrió ciertamente muchos ojos, Duffy debe ser considerado como la mayor sorpresa, simplemente porque su papel original fue como un puente hacia la parte final del bullpen. Ahora Duffy ha surgido como el as del equipo.

Bateador del Año: Kendrys Morales estuvo teniendo tantos problemas en Mayo que los fanáticos estuvieron gritando que lo enviaran a las menores. Pero Morales se recuperó y casi ganó el premio como Mejor Jugador del Mes en la Liga Americana en Junio. Él bateó .402 ese mes con 1.108 OPS. Él continuó matando la pelota el resto de la temporada.

Lanzador del Año: Otra vez, una muy fácil y nos iremos con Duffy. Durante un trecho de 11 juegos desde finales de Junio hasta finales de Agosto, Duffy tuvo un PCL de 2.14 y los oponentes apenas batearon ,210 en su contra. Duffy afirma que haber estado a tiempo completo durante el trayecto fue la clave para simplificar su mecánica, y por ende mejorar su control.

Novato del Año: Esto probablemente pudo ser de Cuthber pero él se apagó en la segunda mitad. Aunque el tamaño de la muestra no es grande, vamos a dárselo a Strahm, quien fue una fuerza instantánea desde el momento en que fue subido a finales de Julio. Strahm permitió una carrera en Texas en su debut en las mayores y entonces no permitió ninguna otra durante las siguientes seis semanas.