Con un sólido núcleo, Tigres piensan llegar lejos en 2017

Con un sólido núcleo, Tigres piensan llegar lejos en 2017

Mientras los Tigres aprendieron de su decepcionante derrota el domingo, la mente de Ian Kinsler ya estaba pensando en lo que pudo haber sido hecho de manera diferente.

"Nosotros tenemos algo de tiempo para pensar acerca de eso y tratar de encontrar lo que necesitamos hacer el próximo año para evitar que eso pase, ser un equipo más consistente", dijo Kinsler. "Ahora mismo, yo no tengo una respuesta. Nosotros tenemos mucho talento en este cuarto y tenemos mucho talento joven. Nosotros vamos a estar bien. Nosotros tenemos algo de tiempo hasta el próximo año y tenemos que ver como mejoramos. Nosotros no somos un equipo de postemporada actualmente, por eso necesitamos averiguar cómo hacer para mejorar"

Los Tigres tienen una historia de responder a las decepciones de fin de temporada reforzándose en la temporada muerta. La última vez que ellos terminaron segundos detrás de los Indios en la Liga Americana Central, ellos cambiaron por Miguel Cabrera. Cuando ellos no fueron a la postemporada en años consecutivos, 2009 y 2010, entonces firmaron a Víctor Martínez y a Joaquín Benoit. El año pasado, el nuevo Gerente General Al Ávila firmó a Jordan Zimmermann y a Justin Upton, e hizo un puñado de otros movimientos.

Este año, no debe haber muchas maniobras para hacer. Casi toda la pesada nómina de los Tigres permanece asegurada para la próxima temporada, a excepción de las opciones de los contratos de Cameron Maybin y Francisco Rodríguez. Y con Detroit ya ubicado en territorio de impuestos de lujo, agregando a eso está virtualmente fuera de lugar. Si hay algo, el mayor suspenso es si Ávila va a tener que reducir su nómina para evitar pagar más impuestos.

La realidad es que los Tigres acomodaron su roster la pasada temporada muerta para ser contendores por dos años. J.D. Martínez, Kinsler y un puñado de otros jugadores serán agentes libres el próximo invierno. A menos que los Tigres traten de tomar ventaja de un delgado mercado de agentes libres y cambien veteranos en un esfuerzo por rejuvenecerse, el grupo que ellos tienen estará intacto por una temporada más, dejando que el manager Brad Ausmus descifre cómo hacer para obtener algo más de eso.

Elegibles para arbitraje: SS Jose Iglesias, LD Justin Wilson, IN Andrew Romine, 3B Nick Castellanos, LD Alex Wilson, LD Bruce Rondón.

Agentes libres: C Jarrod Saltalamacchia, IN Erick Aybar.

Contratos con Opciones: JC Maybin (Opción del equipo por $9 millones o $1 millón para dejarlo ir), LD Rodríguez (Opción del equipo por $6 millones o $2 millones para dejarlo ir).

Rotación: Los Tigres batallaron con tres jóvenes abridores en su rotación, ninguno de ellos con una temporada completa en las mayores. La experiencia que Michael Fulmer, Daniel Norris y Matt Boyd ganaron esta temporada debe beneficiarlos a ellos en 2017, dándole a Detroit una fundación joven detrás de Justin Verlander y un Zimmermann sano que ellos esperan tener. Si esa es la rotación abridora, los Tigres van a tener que averiguar lo que van a hacer con Mike Pelfrey y Aníbal Sánchez, ambos bajo contrato para el año que viene por un total de $24 millones entre los dos.

Bullpen: Los Tigres hicieron un cambio de imagen de su bullpen como prioridad en la pasada temporada muerta y obtuvieron resultados mixtos de ello. Su adición más grande puede ser interna con el surgir de prospecto No. 5 Joe Jiménez, pero Ávila enfrenta una interesante decisión con Rodríguez, cuya opción contractual es asequible ($6 millones) si ellos quieren mantenerse con el veterano de 34 años de edad. Justin Wilson, Alex Wilson, Shane Greene y Rondón proporcionan los ingredientes para cuerpo de relevistas.

Receptor: James McCann tuvo una caída ofensiva en la temporada luego de una buena campaña de novato pero los Tigres lo ven como una solución a largo plazo detrás del plato con sus habilidades defensivas y la forma de pedir los lanzamientos. Dicho eso, ellos van a querer un bateador zurdo o ambidiestro para complementarlo a él y para abrir contra lanzadores derechos muy fuertes, con Saltalamacchia listo para la agencia libre.

Primera base: Cabrera tuvo sus altos y bajos este año pero su segunda mitad mostró por qué él se mantiene como uno de los bateadores más temidos del béisbol. Él calladamente tuvo su mejor ultimate zone rating en primera base (4.5) desde 2009, aunque su -6 en carreras defensivas salvadas fue su peor en primera base desde 2008. Él estará en la inicial hasta que los días de Víctor Martínez como bateador designado lleguen a su fin.

Segunda base: Kinsler continía desafiando la edad a sus 34, dejando el cuarto WAR más alto entre los intermedistas de Grandes Ligas mientras empataba con Dustin Pedroia por el liderato en DRS, Su OPS de .831 fue el más alto desde 2011. Él está en su último año de contrato, el cual combinado con su producción, pudiera generar interés en el mercado de cambios si los Tigres dan un paso atrás en su nómina, Si Detroit intenta ser contendor, sin embargo, Kinsler es el corazón del equipo.

Campocorto: La defensa de la "carne y las papas" que Ausmus enfatizó con Iglesias, haciendo las jugadas de rutina tanto como las brillantes, pagó sus dividendos ampliamente con un UZR de 11.1 que lo colocó de sexto entre los campocortos de Grandes Ligas. Él también lideró la liga con promedio de fildeo de .991 y él también fue el bateador más difícil de ponchar en la Liga Americana. Iglesias ha encontrado un nicho cuando se acerca a su cumpleaños 27 y él tiene un papel en Detroit para el futuro cercano, aún con Dixon Machado acercándose como un suplente muy capaz.

Jardines: En su punto más alto, el trío de J.D. Martínez, Maybin y Upton era un trío ofensivo formidable, combinando la velocidad en general de Maybin con el poder de los otros dos. Pero las lesiones de Maybin y Martínez, combinadas con una dura primera mitad de Upton, no le dieron a los jardineros de Detroit de mostrarse hasta el último mes de la temporada. Los Tigres tienen una opción de $9 millones con Maybin para la temporada que viene y mientras una temporada parecida a la de 2016 pudiera valer la pena, el equipo tiene que decidir si pueden pagar esa cantidad.

Bateador Designado: La temporada 2016 de Víctor Martínez estuvo entre su temporada de casi JMV en 2014 y su temporada 2015 llena de lesiones. En efecto, su OPS de .826 cayó casi a mitad de camino entre sus totales de 2014 y 2015. Él fue un Todos Estrellas en la primera mitad antes de sufrir problemas con sus rodillas que lo afectaron al final. Esos altos y bajos relacionados con su salud probablemente continuarán en 2017, la tercera temporada de su contrato por cuatro años con un salario de $18 millones. Martínez, a pesar de acercarse a los 38 años de edad, se mantiene como un balance crítico en la alineación de Detroit.