Sigue impresionando Roberto Osuna con su aplomo a tan joven edad

Sigue impresionando Roberto Osuna con su aplomo a tan joven edad

CLEVELAND -- El taponero de los Azulejos de Toronto, Roberto Osuna, suma 56 rescates en partidos de temporada regular en su carrera como ligamayorista. El mexicano ha lanzado en 10 juegos de playoffs en los últimos dos años, en los que tiene marca de 1-1 con efectividad de 1.35. Seis de esas 10 presentaciones han sido en partidos de vida o muerte, incluyendo el Juego del Comodín de la Liga Americana este año.

Ante semejante lista de vivencias, cuesta creer que Osuna tiene tan sólo 21 años de edad y que lleva apenas dos campañas en la Gran Carpa.

Osuna, quien firmó con los Azulejos a los 16 años de edad, se convirtió en el cerrador de Toronto en el 2015, luego de ser invitado a los entrenamientos primaverales del equipo grande a pesar de que sus posibilidades de ser incluido en el roster eran mínimas.

"Creo que no me alcanzan los elogios por lo que ha logrado a tan temprana edad", dijo el capataz de los Azulejos, John Gibbons, acerca de Osuna. "Surgió de la nada el año pasado. Si no le hubiese ido bien en los entrenamientos [del 2015], no hubiera hecho el equipo de todas formas. Quizás hubiese ido a Doble-A; no lo sé. Hizo el equipo y en un momento se vio obligado a asumir el rol de cerrador y lo hizo bien. Desde ese entonces ha sido nuestro taponero y es un muchacho especial. Eso no se ve a menudo".

En la temporada regular del 2016, su segunda campaña completa en Grandes Ligas, Osuna tuvo efectividad de 2.68 y 36 rescates en 42 oportunidades. El sinaloense consiguió su 46to salvamento de por vida como ligamayorista el 14 de agosto para convertirse en el lanzador que más rescates ha sumado antes de cumplir los 22 años de edad.

"Eso dice todo lo que necesitan saber [con respecto a Osuna]", dijo Gibbons acerca del récord del mexicano.

En tres innings de labor en los playoffs actuales, Osuna no ha permitido carrera alguna y ha ponchado a seis bateadores en cinco innings de labor.

"Hay mucha presión siempre en los juegos, en especial ahora en los playoffs, en los que obviamente cuando uno pierde se pierde más que un juego", dijo Osuna. "Pero le doy gracias a Dios por tenerme aquí saludable y gracias a Dios hasta ahorita se me han dado las cosas".

Gibbons no demoró en sacar a Osuna del Juego del Comodín el 4 de octubre cuando el derecho dio señales de una molestia en el hombro de lanzar. Pero Osuna despejó toda duda sobre sus condiciones físicas en la Serie Divisional de la Liga Americana, en la que lanzó 2.2 innings en blanco y ponchó a cuatro bateadores ante la potente ofensiva de los Rangers de Texas.

Gibbons y los Azulejos están conscientes de la importancia de ser cautelosos con Osuna, quien se sometió a una cirugía Tommy John en el 2013 y encabezó a los relevistas de Toronto este año con con 74.0 innings de labor en la campaña regular.

No obstante, de cara a la Serie de Campeonato de la Liga Americana ante los Indios, que arranca el viernes a las 8 p.m. ET en el Progressive Field de Cleveland, Osuna le restó importancia a la fatiga.

"Ya los tiempos de cansancio pasaron", dijo el monticular. "Esto es playoffs y esto es por lo que trabajamos todo el año y todo el offseason. Este es el lugar en que nosotros queríamos estar. Me siento bien físicamente, mentalmente; me siento fuerte. Y obviamente, tengo la mejor intención de ayudar al equipo y hacer el trabajo".