Coco Crisp se ha hecho sentir al volver a los Indios de Cleveland

Coco Crisp se ha hecho sentir al volver a los Indios de Cleveland

CLEVELAND -- Cuando Coco Crisp fue enviado a los Indios por los Atléticos el 31 de agosto, luego de pasar por waivers sin ser reclamado, el movimiento no tuvo mucha trascendencia en los medios más allá de Cleveland.

Pero al fin y al cabo fue uno de muchas maniobras sagaces que ha hecho una gerencia de Cleveland encabezada por el presidente de operaciones de béisbol Chris Antonetti y el GG Mike Chernoff. 

Crisp, de 36 años de edad, conectó un jonrón crucial el lunes que al final sería la diferencia en la victoria de los Indios sobre los Medias Rojas y el pase de la Tribu a la segunda ronda de los playoffs.

"Creo que (Antonetti y Chernoff) no reciben el crédito merecido cuando se mueven (para hacer adiciones al roster)", dijo el manager de los Indios, Terry Francona.

En el caso de Crisp, su regreso a la organización de Cleveland fue por motivos bien prácticos. El jardinero dominicano Abraham Almonte, quien jugó bastante bien luego de una suspensión por dopaje, no puede formar parte del roster de los Indios en postemporada como consecuencia de su sanción. Entonces, en esencia la Tribu adquirió a Crisp para sustituir a Almonte.

"Fue fácil venir aquí, porque era un lugar conocido", dijo Crisp. "Ya había estado aquí, había jugado con algunos de estos muchachos y para Tito (Francona) también". 

El cuadrangular que catapultó a los Indios a la Serie de Campeonato de la Liga Americana contra los Azulejos, que empezará el viernes en el Progressive Field, fue uno de los batazos más importantes de la carrera de Crisp. Y ahora el veterano tiene la oportunidad de ganar un segundo anillo de campeón, siendo el primero con los Medias Rojas bajo la tutela de Francona en el 2007.

"Es uno de los mejores managers en el juego. He sido afortunado de jugar para él", dijo Crisp acerca de "Tito". "Es muy especial volver al lugar donde empecé". 

Efectivamente, Crisp subió a las Grandes Ligas por vez primera en el 2002 con Cleveland, formando parte de la Tribu hasta el 2005. Ahora como uno de los más veteranos de los Indios y de los que más experiencia de postemporada tiene, Crisp trata de ayudar a la juventud del equipo a navegar las turbulentas aguas del béisbol de octubre.

"Algunas veces los veteranos pueden tener conversaciones con los jóvenes para calmar esas emociones y ayudarles a salir a jugar como siempre lo han hecho", expresó el guardabosque. "Creo que estos muchachos hacen un buen trabajo a la hora de mantenerse equilibrados y no dejar que la intensidad del juego se apodere de ellos. 

"Creo que por eso han sido tan exitosos hasta ahora y espero que eso continúe". 

En particular, Crisp afirma que el mensaje más importante que ha tratado de transmitirles a sus nuevos compañeros es bastante sencillo.

"Recordar que hay que respirar", manifestó. "Es como dar un discurso ante un amplio público. Si nunca lo has hecho, tus emociones pueden apoderarse de todo y puedes olvidarte de respirar. Y de ahí te pierdes. Si puedes dar un paso para atrás y recordar que hay que respirar, estarás mejor. Estos muchachos lo han hecho muy bien". 

De su parte, Francona ha visto con buenos ojos la forma en que Crisp se ha integrado a los Indios a esta altura de su carrera, siendo un jugador a tiempo parcial. 

"Hay que ver la manera en que él hace las cosas", dijo el piloto. "No sólo está aquí, sino que se ha hecho parte de todo esto. Le doy mucho crédito por eso.

"Y es así con todo el mundo, ya que cada uno se siente parte del us, del nosotros. Creo que eso es parte del porqué tenemos posibilidades de ser muy buenos, porque lo hacemos juntos".