Terry Francona triunfa bajo circunstancias distintas en los Indios

Terry Francona triunfa bajo circunstancias distintas en los Indios

BOSTON - Terry Francona ha sido manager de Grandes Ligas en tres situaciones bien distintas.

El conocido como "Tito" empezó en un equipo de los Filis en plena reconstrucción en 1997 y, al final, Filadelfia no llegó a formar un equipo verdaderamente competitivo hasta mediados de la siguiente década. Después del 2000, Francona fue despedido al tener récord de 285-363 en cuatro temporadas.

Del 2004 al 2011, Francona fue piloto de unos poderosos Medias Rojas de Boston que ganaron dos títulos de Serie Mundial y asistieron a cinco postemporadas. Entre otros elementos, los Patirrojos de esa época, al igual que ahora, contaron con muchos recursos económicos.

Desde el 2013, Francona está al frente de un equipo de los Indios que pertenece a un mercado de mucho menos poder económico y, por ende, una menor capacidad de firmar a agentes libres de alto calibre.

Sin embargo, acaba de guiar a la Tribu a su primera victoria en una serie de playoffs desde el 2007 al eliminar a los mismos Medias Rojas vía barrida en la primera ronda.

"Es un poco diferente en el invierno", dijo Francona a la hora de comparar la experiencia entre Cleveland y Boston, refiriéndose a la agresividad o no de las gerencias a la hora de buscar talento caro durante la temporada muerta. "Cuando empiezan los juegos, se trata del juego. Pero a veces el vecindario (mercado) es un poco diferente durante el invierno".

Para el 2016, los Indios tuvieron una nómina de US$113,957,868, la 23ra más alta entre los 30 equipos de Grandes Ligas. La de los Medias Rojas fue de US$215,316,336, la tercera más alta de las Mayores.

"Genial, como ha sido durante todo su mando aquí", dijo acerca del trabajo hecho por Francona el presidente de operaciones de béisbol de los Indios, Chris Antonetti. "Estoy increíblemente agradecido de trabajar junto a él".

Las adiciones más relevantes al roster de Cleveland antes de esta temporada fueron de Mike Napoli y Rajai Davis, firmados a contratos discretos de un año y US$7 millones y un año y US$5.25 millones, respectivamente. Y por supuesto, a finales de julio Antonetti y el gerente general Mike Chernoff ejecutaron un cambio de impacto mayor al adquirir de los Yankees al relevista Andrew Miller.

Al traer a Miller, los Indios asumieron los últimos dos años y medio de su salario de US$9 millones por campaña.

"Pensé que Chris y su equipo hicieron un excelente trabajo este invierno (pasado)", dijo Francona, quien ha clasificado ahora dos veces en cuatro campañas como manager de la Tribu. "Raj y Napoli han sido enormes partes de nuestro equipo y eso no disparó nuestra nómina.

"Si cometemos un error (con una firma), nos puede perjudicar no sólo para el año presente, sino para el siguiente. Tenemos que estar bien conscientes de eso".