Ni los Nacionales, ni los Dodgers tienen abridor aún para el martes

Ni los Nacionales, ni los Dodgers tienen abridor aún para el martes

LOS ANGELES - Tal vez sea por la emergencia de que se jugarían tres partidos seguidos en dos ciudades y sin descanso en la Serie Divisional o por el mismo hecho de que la justa pudiera concluír el propio martes, pero lo cierto del caso es que al cerrarse la velada del lunes ninguno de los dos dirigentes tenía un abridor fijo para el Juego Cuatro entre los Nacionales de Washington y los Dodgers de Los Angeles.

El dirigente de los Nacionales, Dusty Baker, se debatía entre dos abridores bien jóvenes y el de los Dodgers, Dave Roberts, no había confirmado si se iba con el estelar Clayton Kershaw o la esperanza mexicana convertida en realidad Julio César Urías.

"No nos hemos decidido todavía", formuló Baker. "Mike [Maddux, instructor de pitcheo] y yo estábamos hablando de eso. Será probablemente entre [el dominicano] Reynaldo López y Joe Ross".

Ross, hermano menor del también abridor de Grandes Ligas Tyson Ross (Padres de San Diego), tiene 23 años de edad y experimentó registro de 7-5 y efectividad de 3.43 en 19 aperturas, pero apenas salió de la lista de inhabilitados de 60 días el 18 de septiembre, luego de estar en la misma por inflamación en el hombro derecho.

López, de San Pedro de Macorís, República Dominicana, cuenta con solamente 22 años de edad y tuvo marca de 5-3 con promedio de carreras limpias permitidas de 4.91 en 11 juegos, seis como abridor.

Tan enredada está la situación que el propio Baker preguntó a los periodistas ¿Quién abre por ellos?, pero luego negó que su decision sería impactada por el plan de los Dodgers en uno u otro sentido.

"No, no estamos en un juego de deportivismo con ellos o como ustedes deseen llamarlo", expresó Baker. "Simple y llanamente, no nos hemos decidido. No hace ninguna diferencia [con respecto a los Dodgers]. Nos vamos a enterar de un modo u otro, tarde o temprano". La almohada también pudiera ser la mejor consejera de Roberts y el cuerpo de instructores de los Dodgers, sobre quién recibirá la bola en el juego del martes en Los Angeles.

"Obviamente, la forma como usamos el cuerpo de relevo hoy [lunes] y el hecho de que no hay descanso, tiene que ver con lo que decidamos", reveló Roberts. "Pero no estamos preparados para anunciarlo aún.

"Es [Kershaw] una posibilidad", reveló Roberts. "Creo que se puede ver lo que ha hecho Julio en casa y lo que ha logrado Clayton con menos tiempo de descanso en casa. Como organización, tenemos que definir quién nos da la mejor oportunidad de ganar".

La diferencia en el punto de vista de ambos dirigentes es que Ross y López no figuraban tan fuertemente en la lista aparente de planes de Baker, que en el propio comienzo de la serie apenas reveló el nombre de Max Scherzer al preguntársele sobre una posible rotación completa para la serie, mientras el nombre de Urías siempre fue asomado por Roberts como una fuerte alternativa para un cuarto juego.

Curiosamente, ese tipo de cosas rara vez ocurren a lo largo de la temporada regular, pero las circunstancias derivan en que la fanaticada de ambos equipos se fue a la cama el lunes por la noche sin saber quién abre por su novena favorita, literalmente horas más tarde.

¿Quién sabe? A lo mejor se deciden por un enfrentamiento entre López y Urías, dos de las grandes promesas del pitcheo latinoamericano, para definir el Juego Cuatro de la Serie Divisional de la Liga Nacional.