Rojos ganaron experiencia, buscan consistencia en 2017

La rotación está más estable y la alineación está más joven

Rojos ganaron experiencia, buscan consistencia en 2017

CINCINNATI - Si la campaña 2016 y la temporada muerta previa fueran marcadas por un solevantamiento masivo de los Rojos, este invierno debería ser más sencillo cuando llegue la hora de realizar cambios de jugadores.

Muchos de los jugadores jóvenes tuvieron oportunidad de jugar - con una variedad de resultados - pero la experiencia adquirida debería beneficiar al equipo en el 2017.

Cuando el conjunto estaba sano, el grupo jugó bien y mejoró - especialmente con contribuciones de Raisel Iglesias en el bullpen, Anthony DeSclafani en la rotación y Billy Hamilton como primer bate.

La profundidad del bullpen necesita mejorar. Los abridores necesitarán mostrar más consistencia con el objetivo de lanzar más innings por juego, y todo el personal de lanzadores deberá cortar los jonrones y los boletos concedidos. En la alineación se tiene que determinar si Brandon Phillips y Zack Cozart deben quedarse o irse para abrirle espacio a José Peraza y/o Dilson Herrera.

Cincinnati tendrá muy poca mención como un equipo contendiente en la primavera, especialmente cuando comparten división con los Cachorros, pero lo importante será continuar progresando y lograr ser un conjunto ganador la próxima temporada.

Este es el escenario de los Rojos, esta temporada muerta:

Agentes libres: Alfredo Simón y Ross Ohlendorf.

Elegibles para arbitraje: Cozart, Hamilton, Tony Cingrani y Blake Wood.

Rotación: Asumiendo que todos regresen sanos, los Rojos tendrán cuatro de cinco puestos de abridores asegurados con DeSclafani, Homer Bailey, Finnegan y Dan Straily; y por el quinto puesto se estarán peleando Lorenzen, Cody Reed, Robert Stephenson, Tim Adleman, John Lamb y Amir Garrett.

Bullpen: Este fue el dolor de cabeza más grande de los Rojos en el 2016. Iglesias y Lorenzen son buenos candidatos si no son abridores, el año que viene. Si Cingrani reduce el número de boletos, podría ayudar al bullpen. Y los otros roles serán batallados por Blake Wood, Keyvius Sampson y Josh Smith.

Receptor: Devin Mesoraco tendrá que demostrar que puede mantenerse saludable. Barnhart demostró que puede ser un receptor diario, con Ramón Cabrera como su suplente. Firmar a un receptor veterano sería buena idea.

Primera base: Joey Votto empezó mal, pero terminó muy bien. Cuando su bate calentó, nunca se enfrió y fue el mejor bateador de la liga en la segunda mitad. Un área para mejorar sería su defensa.

Segunda base: Phillips llega a su último año de contrato con los Rojos. El quipo podría tratar de moverlo en el invierno, dependiendo de lo que quieran hacer con el joven Herrera.

Campocorto: Cozart entra en su último año de arbitraje y podría ser cambiado. El jugador tuvo una buena campaña defensiva y ofensivamente, conectando 16 jonrones. Peraza podría sustituirlo, pues la posición natural del joven de 22 años es campocorto.

Tercera base: Eugenio Suarez hizo un buen trabajo, teniendo en cuenta que nunca había jugado tercera base en las Mayores. El venezolano cometió muchos errores, pero mejoró con el trascurso de la temporada, y conectó 20 cuadrangulares. Nick Senzel, es uno de los mejores prospectos de los Rojos, tuvo un buen año en Clase-A Dayton y su ascenso a la Gran Carpa será rápido.

Guardabosques: Hamilton estará en el jardín central, Adam Duvall en el jardín izquierdo y Scott Schebler en el jardín derecho. Lo que no se sabe es qué hará la organización con Jesse Winker, prospecto número tres, quien bateó muy bien en Triple-A Louisville, pero todavía tiene que mostrar más poder.