Gio González va por la hombrada en L.A. en el Juego 3 de la SDLN

Gio González va por la hombrada en L.A. en el Juego 3 de la SDLN

LOS ANGELES - El zurdo Gio González ya tuvo la oportunidad de analizar los pros y los contras de su actuación en la temporada regular del 2016, que no fue la mejor de lo que va de su carrera en las Grandes Ligas, pero asegura que ya aplicó un borrón y cuenta nueva con miras a su apertura del lunes en el Juego 3 de la Serie Divisional entre los Nacionales de Washington y los Dodgers de Los Ángeles.

Uno de los peloteros con más experiencia con los Nacionales en la postemporada, ya que intervino en los playoffs con esa franela en el 2012 y el 2014, González espera llegar profundo el lunes, lo cual sería una excelente noticia para una rotación golpeada por la lesión de Stephen Strasburg, una de las máximas estrellas de Washington.

"Es emocionante, por tener la oportunidad de lanzar en la postemporada y poder hacerlo en el Dodger Stadium, un parque hermoso y frente a un gran público que suele llenar esas tribunas", subrayó González. "Todos estamos listos para gozar de esa experiencia.

"Esto es lo que todo el mundo desea, intervenir en la postemporada y contar con la oportunidad de lanzar en ella es algo que voy a disfrutar plenamente", manifestó el zurdo de ascendencia cubana.

Ganador de 21 encuentros en el 2012 y finalista en la votación por el Premio Cy Young de aquel año, González, poseedor de una de las curvas más impresionantes de la Gran Carpa, tuvo registro de 11-11 y efectividad de 4.57 en la campaña del 2016.

A lo largo de su trayectoria en la cumbre del diamante, González, de 31 años de edad y nativo de Hialeah, Florida, tiene un registro global de102-77. En los playoffs, cuenta con buena efectividad de 3.21, pero aún busca su primer triunfo en ese tipo de contienda.

"Me propongo trabajar más allá del quinto o sexto episodio, para darle oportunidad a mi equipo de usar la parte fuerte del cuerpo de relevo, que es muy bueno, especialmente en los episodios finales", analizó González, adquirido por los Nacionales de los Atléticos de Oakland el 23 de diciembre del 2011. "Tenemos unos cuantos brazos fuertes. Me gustaría darle la bola a Shawn Kelley o Mark Melancon. Eso sería grandioso, una buena señal. Si eso ocurre, sabes que hiciste algo bueno".

La apertura del lunes tendrá para González un significado emocional adicional, por cuanto será la primera vez que suba a la lomita desde el pasado 28 de septiembre, día de los servicios fúnebres de su gran amigo, personal, el desaparecido abridor cubano José Fernández, de los Marlins de Miami.

"Todavía me cuesta hablar de lo que le pasó a un gran amigo mío", manifestó González, tratando de evitar las lágrimas. "Él sabe lo importante que fue para mí y para mi familia. Pero este es mi trabajo. Necesito enfocarme en ayudar a ganar a los Nacionales. José sabe que siempre permanecerá en mi corazón, así como lo están sus familiares y amigos".

En cuanto a su apertura frente a los Dodgers, algunos entendidos pudieran considerar que el zurdo de los Nacionales tiene una gran ventaja por el hecho de que la Tropa Blanquiazul ha experimentado un 2016 nefasto frente a los izquierdos, pero González no toma nada por seguro.

"Nunca es fácil medirse a esa alineación", advirtió el abridor que fuera seleccionado en la primera ronda del Draft en el 2004 por los Medias Blancas de Chicago. "No creo que van a salir con la misma mentalidad que tenían la última vez que se me enfrentaron".

Por supuesto, González se refería a su apertura del 20 de julio frente a los Dodgers, a los que limitó a una carrera en seis episodios, en los cuales administró seis ponches.

Por sobre todas las cosas, el zurdo de los Nacionales le agradece al manager del equipo, Dusty Baker, por la oportunidad de abrir un juego tan importante, cuyo desenlace positivo pondría a la novena de la Capital a un paso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

"Quiero aportar lo mejor de mí, echar el resto en la lomita, para responder a la confianza que me ha dado [Baker]", comentó el abridor del Juego Tres por los Nacionales. "Es una gran oportunidad y quiero demostrar que sí puedo hacer un trabajo sobresaliente en este tipo de situaciones".