Cleveland y Boston tratan de ver positivo el día libre en su serie divisional

Cleveland y Boston tratan de ver positivo el día libre en su serie divisional

BOSTON -- Los Medias Rojas se encuentran contra la pared en su Serie Divisional de la Liga Americana contra los Indios. Abajo 0-2, los Patirrojos recibieron la oportunidad de pensar en eso-o no-por 28 horas más al posponerse por lluvias el Juego 3 hasta el lunes a las 6:08 p.m. ET. 

"Esto tal vez saque a Cleveland de su ritmo un poquito", dijo el relevista de Boston, Brad Ziegler. "Ellos estuvieron en un ritmo bastante bueno con el madero en el primer par de juegos". 

Es poco decir. Los Indios conectaron cuatro jonrones y anotaron un total de 11 carreras al llevarse los primeros dos encuentros de la serie al mejor de cinco en el Progressive Field. 

El juego suspendido, como lo expresó Ziegler, podría frenar un poco el impulso que traía la Tribu. O podría detener el entusiasmo de los Medias Rojas de llegar a casa con su querida fanaticada del Fenway Park. 

Al fin y al cabo, el famoso momentum (impulso) es difícil de cuantificar. 

"Para mí, es lo mismo", comentó el receptor titular de los Medias Rojas, el venezolano Sandy León. "Vinimos a tratar de ganar el juego (del domingo), pero vamos a venir (el lunes) listos para jugar también. Esa es la mentalidad de nosotros ahora mismo". 

Del otro lado, los Indios arribaron al Fenway con la misión de darle el tiro de gracia a Boston el mismo domingo. Pero por bien o por mal, dicho esfuerzo fue postergado por un día.

"Papá Dios lo quiso así y hay que aceptar la realidad", dijo el bateador designado de la Tribu, el dominicano Carlos Santana.  

En términos prácticos, son muchas consideraciones en el pitcheo con un juego suspendido. El manager de los Medias Rojas, John Farrell, ha confirmado que Clay Buchholz sigue programado para abrir el Juego 3, que ahora será el lunes. Lo mismo hizo el piloto Terry Francona con su abridor Josh Tomlin.  

Eso significa que en caso de haber un Juego 4 el martes en Boston, el derecho Trevor Bauer, quien hubiera lanzado dicho partido (de ser necesario) con tres días de descanso, lo haría con lo normal de cuatro. Y de parte de los Medias Rojas, el día extra podría significar que Rick Porcello, perdedor por Boston en el Juego 1 del jueves, abriría el martes con su descanso habitual en lugar del zurdo venezolano Eduardo Rodríguez. 

"Siempre mantenerme trabajando y a ver qué pasa, si es en el bullpen o si es abrir los juegos", dijo al respecto Rodríguez. "A seguir manteniendo mi brazo preparado". 
Para los Indios, el día extra podría ser un arma de doble filo. Por un lado, les da un mayor descanso a los relevistas Andrew Miller, Cody Allen y Bryan Shaw. Este último lanzó tanto el jueves como el viernes y, aunque no tiró en el juego del viernes, Miller se calentó en el bullpen en aquel Juego 2 luego de hacer 40 pitcheos en el primer choque, al igual que el cerrador Allen.

Pero por otro lado, en caso de extenderse la serie a un quinto partido decisivo, serían tres encuentros consecutivos entre lunes y miércoles. 

"Obviamente, tres días al hilo afectaría el bullpen un poco, pero en cuanto a los abridores se refieren, es algo bueno", dijo sobre el juego pospuesto el coach de pitcheo de los Indios, Mickey Calloway. "(Para Miller) dos días (luego de calentar el viernes) son enormes. Tal vez con dos días libres (los relevistas) puedan estar listos para lanzar dos días seguidos". 

Y claro, en una temporada que empezó con los entrenamientos en febrero, nunca está de más un descanso adicional a esta altura del año.

"Son seis meses, 162 juegos", dijo Santana. "No nos cae mal un descansito para seguir dando el 100% en el terreno".