Los Medias Rojas buscan reaccionar y jugar mejor en casa

Los Medias Rojas buscan reaccionar y jugar mejor en casa

BOSTON - Si eres partidario de los Medias Rojas de Boston, hay varias maneras de ver la situación del equipo.

Abajo 0-2 en la Serie Divisional de la Liga Americana ante los Inidos y a ley de una derrota de quedar eliminados de los playoffs, los Patirrojos podrían recurrir a datos históricos para animarse.

En dos ocasiones, el equipo ha remontado dicha ventaja en la época de la "Serie Divisional" (desde 1995), siendo la última vez en el 2003 contra los Atléticos, precisamente el primer año del dominicano David Ortiz con los Medias Rojas. Y en 1999, los bostonianos lo lograron justamente vs. los Indios, serie que culminó con la espectacular actuación del dominicano y ahora Salón de la Fama Pedro Martínez, quien viniendo de una lesión tiró los últimos 6.0 innings sin hit ni carrera del decisivo Juego 5 en Cleveland para sellar la victoria.

Pero del otro lado de la moneda, en otras tres ocasiones los Medias Rojas se han encontrado en esta misma situación de 0-2 y han sido barridos. Una de ellas fue en 1995, cuando la misma Tribu fue el victimario.

Ahora bien, los mismos jugadores de Boston saben que en realidad, la clave es mucho más sencilla: jugar un mejor béisbol a partir del domingo en el Juego 3 de la serie en el Fenway Park.

"Tenemos que batear y pitchar mejor", dijo Ortiz, quien enfrentará la posibilidad de que el domingo sea su último día como jugador activo de Grandes Ligas. "No hemos jugado bien. No tenemos otra opción que jugar mejor ahora en casa".

En los dos juegos en Cleveland, Boston fue sobre-anotado por 11-4, siendo blanqueado el viernes por 6-0 a manos de los Indios. Es más, la Tribu derrotó a los dos mejores abridores de los Medias Rojas, Rick Porcello y David Price. Ahora le tocará a Clay Buchholz, quien viene de una temporada regular de altas y bajas, tratar de frenar a Cleveland el domingo.

"Creo que se nos ha perdido quiénes somos: los Medias Rojas de Boston", dijo el intermedista veterano del equipo, Dustin Pedroia. "Tenemos que salir a jugar y dictar el ritmo del juego. Ellos hicieron eso y nosotros no.

"Las otras cosas de las informaciones, los datos, pues hay que dejar eso a un lado y jugar béisbol".

Como equipo, los Medias Rojas han bateado .278 en la serie, pero tres de sus cuatro carreras en total han sido a través de jonrones solitarios. En otras palabras, todavía no han "ligado" sus hits. Y el pitcheo ha permitido cuatro cuadrangulares como parte de las 11 anotaciones de la Tribu.

"Estamos contra la pared. Está bastante claro lo que nos espera", dijo el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "Contaremos con Buchholz en el montículo el domingo con la actitud de que no hay mañana".

Boston tuvo récord de 47-34 como local durante la temporada regular. Ahora el equipo espera que la magia del Fenway y sus fanáticos le brinden la inspiración necesaria para reaccionar.

"Es nuestra casa", dijo Pedroia. "Hay cero espacio para errores. No creo que ninguno de nosotros esté listo para despedir la temporada".

Sobre todo Ortiz, quien quiere postergar el retiro.

"Sé que somos mejor equipo de lo que hemos demostrado", dijo "Big Papi". "Tenemos que jugar mejor".