John Farrell está agradecido por muchas cosas a esta altura

John Farrell está agradecido por muchas cosas a esta altura

CLEVELAND - Pase lo que pase en la Serie Divisional de la Liga Americana entre los Medias Rojas y los Indios, y en sentido general esta postemporada, John Farrell tiene que sentirse reivindicado en más de un sentido.

El manager de Boston, de 54 años, sobrevivió linfoma el año pasado, perdiéndose los últimos 48 juegos de un 2015 que fue una temporada perdida para los Patirrojos.

Ahora, un año después, Farrell ha llevado a sus pupilos a la postemporada luego de dos campañas como sotaneros en la División Este de la Liga Americana.

"Se trata de una sola palabra: vida", expresó Farrell al pedírsele una comparación entre las cosas para él hace 12 meses y la realidad de ahora. "Hay una perspectiva diferente. Me siento afortunado, agradecido de estar cerca de tantas personas de calidad y por los avances en la medicina".

Farrell ha tenido que lidiar con otras cosas en su vida en el último año. Un divorcio luego de un matrimonio de tres décadas, junto a rumores de una relación más allá de lo profesional con una periodista que cubría al equipo, se sumaron al tema que estaba en boca de todos: Devolver a los Medias Rojas a los primeros lugares, luego de las calamidades del 2014 y del 2015 que siguieron la temporada de campeones de Boston el año anterior.

Después de un inicio lento de la campaña a nivel colectivo, debido en gran parte a un deficiente pitcheo abridor, mucha gente pedía la cabeza de Farrell. Pero los Medias Rojas reaccionaron en la segunda mitad con récord de 44-31 y conquistaron el Este.

Son muchos los obstáculos que ha superado Farrell en el último año. Pero ninguno fue más importante que la salud.

"Estoy agradecido por cada momento de cada día", dijo. "Hay una conexión y un lazo entre los que han sobrevivido el cáncer".