Los Bravos tuvieron una temporada de dos caras

Después de un mal inicio, el club muestra potencial para un futuro brillante

Los Bravos tuvieron una temporada de dos caras

ATLANTA - Aunque el record no lo indique, los Bravos mejoraron bastante en los últimos dos meses de temporada regular, lo que los ha puesto a pensar que su proceso de reconstrucción está en la etapa final.

Freddie Freeman tuvo una temporada de Jugador Más Valioso, la cual fue beneficiada con la llegada de Matt Kemp en la segunda mitad de la campaña y el resurgir de Ender Inciarte, quien demostró ser un legítimo primer bate.

Lamentablemente, el buen final no pudo borrar el espantoso principio, en el que tuvieron marca de 9-29 con Fredi González como manager.

Brian Snitker aceptó el reto de ser el manager interino y demostró su capacidad para dirigir a nivel de Grandes Ligas.

Una racha de siete victorias seguidas en septiembre ayudó a los Bravos a no tener una campaña de cien derrotas, y también intensificó las buenas vibras de lo vendrá en el futuro.

Récord: 68-93, quinto lugar, en la división este de la Liga Nacional.

Momento definitorio: Freeman bateó para el ciclo (sencillo, doble, triple y jonrón en un mismo partido) y los Bravos vinieron de atrás para vencer a los Rojos, el 15 de junio. Esto inicio una racha de seis victorias seguidas y colocó al primera base entre los líderes en diferentes categorías ofensivas de la liga.

Lo positivo: La llegada de Kemp forzó a los lanzadores a cambiar la estrategia de pitcheo ante Freeman, ya que Kemp propinaba protección detrás de él. Kemp no es tan ágil como lo era anteriormente, pero más de 30 cuadrangulares este año demostraron que su bate todavía tiene valor.

Inciarte demostró haber mejorado frente a lanzadores zurdos y se ganó el puesto de primer bate del equipo. Y al mismo tiempo, se consolidó como un excelente jardinero central con calidad para ganar un guante de oro.

Nick Markakis demostró ser valioso para la organización y que sería importante mantenerlo en el equipo un año más hasta que Mallex Smith se desarrolle mejor como guardabosques.

Mike Foltynewicz demostró potencial para ser un lanzador de alta calidad y que las ideas de utilizarlo como relevista no deberían ser consideradas.

Lo negativo: Olivera arruinó su carrera cuando fue arrestado por asaltar a una mujer dos semanas después de haber comenzado la campaña de 2016.

Aaron Blair tuvo muchos problemas en la lomita y ahora se duda mucho de la capacidad que tenga para convertirse en un gran abridor como se esperaba.

Mayor sorpresa: Adonis García fue bajado a Triple-A para aprender a jugar en el jardín izquierdo, pero cuando lo subieron nadie esperaba que el venezolano pasaría el resto de la temporada produciendo bastante tanto ofensiva como defensivamente en tercera base.

Bateador del año: Freeman tuvo su primera temporada de 30 jonrones.

Pitcher del año: Julio Teherán tuvo una efectividad de 2.71 en veinte aperturas antes de que se lesionara en agosto.

Novato del año: Smith, Mauricio Cabrera y Swanson demostraron ser parte del futuro de los Bravos.