Medias Blancas incapaces de consolidar un buen comienzo de año en el 2016

Medias Blancas incapaces de consolidar un buen comienzo de año en el 2016

CHICAGO - La frase "atascado en la mediocridad" fue usada por Rick Hahn para describir en lugar donde se encontraba su equipo al final de la temporada regular.

Pero esta campaña fue distinta a las últimas tres, porque las Medias Blancas terminaron por debajo de .500 y estaban fuera de la post-temporada empezando septiembre. Chicago comenzó el año con marca de 21-10 y lideraron la división central de la Liga Americana hasta el 9 de mayo.

El último día de la temporada, Robin Ventura anunció que no regresaría como manager en el 2017, y el lunes el equipo informó que Rick Rentería ser el nuevo manager de la escuadra.

Récord: 78-84, cuarto lugar en la división central de la Liga Americana.

Momento definitorio: Antes del Juego de Estrellas, Chicago tenia record de 44-41 y jugaba contra los Bravos de Atlanta. Chris Sale fue castigado por los Bravos para su primera derrota del año, y Mike Foltynewicz, quien es oriundo de Chicago, silenció lo bates de las Medias Blancas con muy buen pitcheo.

<Lo positivo: Sale demostró nuevamente que merece ser considerado para el premio Cy Young.

Todd Frazier mostró muchísimo poder ofensivo y ser un tercera base sólido. José Quintana fue nombrado a su primer Juego de Estrellas, Carlos Rodón tuvo una muy buena segunda mitad de campaña. Y Nate Jones se estableció como un pitcher de octavo inning muy dominante.

Lo negativo: Las lesiones claves de Austin Jackson, Zach Putnam, Jake Petricka y Brett Lawrie.

Mat Latos y Jimmy Rollins comenzaron la temporada muy bien, en abril, pero fueron designados para asignación a principios de junio.

Mayor sorpresa: Tim Anderson demostró ser un buen campocorto. A nivel defensivo está más avanzado de lo que la gente pensaba, y a nivel ofensivo está pulido, a pesar de que debe buscar más boletos.

Bateador del año: Adam Eaton y Melky Cabrera fueron los bateadores más consistentes de principio a fin. Pero el mayor impacto ofensivo se lo llevó José Abreu.

Lanzador del año: Chris Sale. El zurdo propinó 200 ponches por cuarta temporada consecutiva. Sale ganó sus primeras nueve aperturas, con una efectividad de 1.58, en ese periodo.

Novato del año: Omar Narváez tuvo un buen desempeño detrás del plato. Pero el trabajo realizado por Anderson lo coloca como el mejor novato.