Francisco Lindor listo para afrontar el reto de los playoffs

Francisco Lindor listo para afrontar el reto de los playoffs

CLEVELAND - Cuando los Indios barrieron a los Reales el fin de semana pasado para sellar la ventaja de local para su Serie Divisional de la Liga Americana contra los Medias Rojas, una de las principales figuras de la ofensiva fue el torpedero Francisco Lindor.

Los aportes del puertorriqueño no sólo fueron clave en los tres triunfos-de 8-4 al bate, con dos dobles, un jonrón, seis empujadas y tres anotadas-sino también que pusieron fin a una racha de 29-0 que venía sufriendo Lindor.

El joven de 22 años, con temporada y media de experiencia de Grandes Ligas en su haber, asimiló esa experiencia con el aplomo y la madurez de todo un veterano.

"Es difícil, pero te pone humilde", dijo Lindor sobre su reciente bajón en el plato, en medio de los preparativos de los Indios para el Juego 1 de su serie frente a Boston el jueves. "Eso sirve para que sepas que en algunos momentos la oposición va a ser mejor que tú. Así es el béisbol. Me alegro de haber pasado por eso, porque aprendí de ello".

En sentido general, Lindor siguió en el 2016 el desarrollo firme que ha tenido desde que fue seleccionado en el draft amateur por los Indios en el 2011. El oriundo de Caguas, formado como jugador mayormente en la Florida antes de ser elegido por Cleveland, bateó .301 con OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .793, 30 dobles, 15 jonrones y 78 empujadas en 158 partidos. Y aun cuando las cosas se le pusieron difíciles en septiembre, el boricua supo mantener la cabeza, seguir jugando buena defensa y tener siempre el enfoque en la meta colectiva.

"Mis compañeros jamás me dijeron, 'Hey, ¿qué pasa contigo" ni 'estás mal', sino que me dejaron hacer lo mío", contó Lindor. "Cuando yo no empujaba una carrera o no hacía el trabajo, otro de mis compañeros como (el dominicano José) Ramírez o Nap (Mike Napoli) lo hacía".

El manager de los Indios, Terry Francona, es todo un veterano de pasar de campaña regular a la postemporada, así que no quiso celebrar de más el repunte de Lindor en Kansas City. Pero tampoco le resta importancia a la confianza que dicha reacción puede brindarle a un jugador joven.

"Es bueno que todo el mundo se sienta bien con sí mismo", dijo el piloto. "Es casi como cuando sales de los entrenamientos y los juegos empiezan en un par de días. Es una historia complemente diferente.

"Nadie va a recordar el sábado o el domingo; todo es nuevo. Y a veces los que terminaron una fase encendidos de repente no lo están en la siguiente. Pero sí, me puse contento al verlo batear de esa manera".

NUEVA EXPERIENCIA EN PLAYOFFS
Como para muchos de sus compañeros jóvenes en los Indios, para Lindor la postemporada es una experiencia totalmente nueva. Pero el campocorto se ve bien relajado y confiado al hablar de la venidera serie contra los Medias Rojas.

"Estoy contento, con deseos de salir y competir", dijo Lindor. "Estoy emocionado y sí, con nervios. Quiero tener nervios, porque si no los tienes, no eres humano. Va a ser algo bien divertido".

El duelo con Boston es de muchos contrastes, entre ellos la vasta experiencia de la veteranía de los Patirrojos contra la relativa inexperiencia de la Tribu. Lindor está consciente de ese desafío.

"Tremendo equipo", comentó. "Han trabajado fuerte y tienen muchos veteranos y buenos lanzadores, así que es un reto. Va a ser tremenda serie".