Mets conscientes del reto que representa enfrentar a Madison Bumgarner

Mets conscientes del reto que representa enfrentar a Madison Bumgarner

FILADELIA - Existe un poco de simetría en el hecho de que el oponente de los Mets en el juego por el Comodín de la Liga Nacional son los Gigantes. Fue el pasado 19 de agosto cuando los Mets tocaron fondo durante la temporada regular, cayendo dos juegos por debajo de .500 y pensando -ahora lo admiten abiertamente- que simplemente éste no sería su año.

La noche siguiente los Mets vencieron a San Francisco con dos cuadrangulares del cubano Yoenis Céspedes. Y una noche después, Noah Syndergaard lanzó uno de los mejores juegos de su corta carrera en otra victoria más para los de Queens. Y a partir de ese momento, los Mets armaron el mejor récord de Grandes Ligas, amarrando un lugar en el juego por el Comodín de la Liga Nacional en contra del zurdo Madison Bumgarner y esos mismos Gigantes en el Citi Field el miércoles por la noche.

"Se trata de un gran equipo", admitió el timonel de los Mets, Terry Collins, después de la derrota del domingo 5-2 ante los Filis. "Tuvieron una difícil segunda mitad, todos lo sabemos. Pero poseen bastante talento. Sé que quizás estén un poco mermados físicamente, al igual que nosotros. Pero nosotros tuvimos que batallar en serio para clasificar".

Los Gigantes presentan un reto directo: Su lanzador abridor, Bumgarner, es uno de los mejores brazos en Grandes Ligas, un candidato legítimo al trofeo Cy Young por la Liga Nacional. Aunque los Mets tuvieron algo de éxito en contra de Bumgarner a principios de la campaña, nunca lo han podido derrotar, compilando marca de 0-5 con apenas ocho carreras anotadas en 40 entradas.

Al atacar a los bateadores desde un ángulo extremo a la zurda y esconder bien la bola, Bumgarner se convierte en un pitcher bien difícil para los bateadores zurdos. Ese es un problema para un lineup de los Mets en el que predominan los toletes zurdos, además de no contar con el infielder venezolano Wilmer Flores - su más prolífico bateador en contra de los zurdos.

"Ha demostrado una y otra vez que es uno de los mejores lanzadores actualmente", elogió el infielder de los Mets Kelly Johnson. "En la postemporada vas a enfrentar lo mejor de lo mejor en cuanto a pitcheo se refiere, y este será nuestro primero reto".

Al igual que los Mets y cualquier otro equipo, los Gigantes también tienen sus puntos débiles. A los Mets le encantaría forzar un enfrentamiento con el bullpen de San Francisco, el cual lideró la liga con 30 oportunidades de salvamento desperdiciadas esta temporada. También sienten que Syndergaard es lo suficientemente capaz de contener a una ofensiva que finalizó entre las cuatro peores en carreras anotadas después del receso por el Juego de Estrellas.

Pero más allá de sus problemas a lo largo de la segunda mitad, los Gigantes están jugando en octubre, un mes en el que tienen amplia experiencia tras haber ganado la Serie Mundial en 2010, 2012 y 2014. Favoritos para muchos cuando comenzó el año, San Francisco perdió cuatro de siete encuentros ante los Mets durante la temporada regular, pero es un equipo que conoce mejor que nadie las dificultades de jugar en octubre.

"Creo que puedes deshacerte de algunas estadísticas cuando estás hablando de la postemporada, mucho más cuando todo se decide en un juego", dijo Johnson. "Como pudimos ver la última vez que avanzaron a los playoffs, [Bumgarner] realmente se creció y básicamente los cargó en hombros hasta la Serie Mundial. Es uno de los más grandes, así que vamos a tener que lidiar con eso. Pero también pensamos que tenemos a alguien muy bueno de nuestro lado".

"Son las Grandes Ligas", dijo Collins. "Vas a enfrentar pitcheo de primera clase durante la postemporada. Sé que en el clubhouse de ellos están diciendo, 'Uff, tenemos que enfrentarnos a Syndergaard'. Debería ser un gran juego".