El papá de David Ortiz disfruta los éxitos de su hijo

El papá de David Ortiz disfruta los éxitos de su hijo

BOSTON - A David Ortiz se le ha visto durante varios años acompañado de familiares y allegados, incluyendo a su hijo D'Angelo, en los predios de los Medias Rojas. Durante este fin de semana tan especial para el dominicano en el Fenway Park, volvió a decir presente el padre de "Big Papi", don Leo.

El mayor de los Ortiz habló con orgullo sobre su hijo en el marco de las ceremonias para hacerle honor a Big Papi en estos últimos juegos de su carrera en temporada regular.

"Me siento sobre todo orgulloso de eso, porque se le está premiando con algo que se debe reconocer: Que es buen pelotero, que ha hecho un buen trabajo para la organización y que todo el mundo está satisfecho con ello", dijo Leo en el clubhouse de los Medias Rojas. "Se le está premiando con esas cosas que, dicho sea de paso, se las ha ganado".

Ortiz, autor de 483 jonrones y 1,530 empujadas vistiendo el uniforme de los Medias Rojas desde del 2003--además de ser parte de tres equipos campeones del equipo desde el 2004--está teniendo una campaña histórica para un jugador en su último año en Grandes Ligas. Sus 38 jonrones son ya la mayor cantidad de un bateador en su campaña de retiro. También lleva la mayor cantidad de dobles, extrabases y empujadas en ese sentido. Y el quisqueyano ha puesto múltiples récords para un jugador de 40 años o más.

"El rendimiento no me sorprende, porque mi hijo lo ha hecho todos los años y en todo el béisbol en que ha jugado", expresó Leo sobre David, cuya madre Angela Rosa falleció en un accidente de tránsito en el 2002. "Desde juvenil, él ha tenido la responsabilidad de echarse al equipo encima. Con los Leones del Escogido (en la Liga Dominicana de invierno) siempre lo hizo así. En ligas menores siempre fue el líder del equipo y aquí en Grandes Ligas siempre ha puesto eso en práctica".

¿SALÓN DE LA FAMA?
Ortiz llegó al sábado con 541 cuadrangulares de por vida, además de 632 dobles, 1,768 empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de .931. A la fuerte mayoría de los jugadores con esa clase de números le esperaría el Salón de la Fama seis años después de su retiro. Pero Ortiz tendrá el obstáculo de ser bateador designado durante la mayor parte de su carrera y, definitivamente, sus años más productivos con el madero (además de una supuesta prueba positiva por dopaje en el 2003).

Leo Ortiz tiene su opinión al respecto, una que no sorprende para nada.

"Se lo digo a todos los peloteros que sean bateadores designados: Si a David Ortiz no lo ponen en el Salón de la Fama, se pueden retirar de ese rol en el béisbol", enfatizó Leo. "¿Qué más hay que hacer para ser Salón de la Fama?"

¿DESPEDIDA CON OTRO ANILLO?"
Leo estuvo presente para el último título de Serie Mundial conquistado por su hijo y los Medias Rojas, en el 2013 contra los Cardenales. Ahora, con la primera clasificación de Boston desde aquella temporada, quiere un último anillo de campeón.

"Yo vine aquí en espera de eso", dijo. "Tenemos el material, el material joven. Estoy por eso, porque yo tengo mis tres anillos, pero ahora vine a buscar el cuarto".