Los Dodgers perseveraron para volver a conquistar el Oeste

Los Dodgers perseveraron para volver a conquistar el Oeste

LOS ANGELES -- Los Dodgers del 2016 dieron la mayor sorpresa del equipo desde que la edición de 1988 ganó la Serie Mundial.

Los Angeles conquistó la División Oeste de la Liga Nacional por cuarto año consecutivo con 32 jugadores pasando tiempo en la lista de incapacitados, incluyendo casi toda la rotación abridora. Clayton Kershaw estuvo fuera de acción por dos meses y medio. Los Dodgers tampoco contaron con Hyun-Jin Ryu, Brett Anderson, Brandon McCarthy ni Alex Wood por gran parte de la temporada.

Cuando Kershaw se lesionó a finales de junio, estaban a 8.0 juegos de los Gigantes, en aquel momento los líderes del Oeste de la Liga Nacional.

"Obviamente la situación era muy adversa, a 8.0 juegos del primer lugar, pero pocos se fijan en la manera en que el equipo respondió a las lesiones y en la consistencia de nuestros jugadores de posición", señaló Kershaw.

Pese a todas las lesiones, los Dodgers han demostrado una gran consistencia esta campaña. Tuvieron una foja perdedora en un solo mes (12-13 en abril) y tuvieron un buen final (16-6 en lo que va de septiembre). Los azules estaban a 5.0 juegos de la cima después de la pausa del Juego de Estrellas el 15 de julio y se adueñaron del primer puesto el 21 de agosto. Estuvieron a 11 juegos sobre .500 en ganados y perdidos en la primera mitad y tienen 12 juegos por encima de .500 en la segunda mitad.

Culberson sacude HR de oro en la 10ma

Con esto, los Dodgers se convirtieron en el primer equipo en la historia de la División Oeste del Viejo Circuito en ganar el título en cuatro años seguidos con al menos 90 victorias en cada ocasión. El último club en las Grandes Ligas en llevarse su división en cuatro campañas al hilo fueron los Tigres (la Central de la Liga Americana del 2011 al 2014) y el último en la Liga Nacional fueron los Filis, que conquistaron cinco temporadas seguidas el Este del 2007 al 2011.

Dave Roberts se unió a Tommy Lasorda (1977) como los únicos dirigentes en guiar a los Dodgers al título divisional en su primer año al mando del equipo, mientras que el presidente de operaciones de béisbol Andrew Friedman y el gerente general Farhan Ziadi armaron su segundo campeón divisional en iguel número de campañas al mando.

"Lo que me da más satisfacción es que no tuvimos excusas y perseveramos", declaró Roberts. "Tenemos un grupo lleno de tenacidad. En la vida y en el deporte siempre hablamos de hacernos responsables de nuestras acciones y los motivos por los que la gente no tiene éxito, pero ése no fue el caso con nuestros muchachos y la verdad es que me siento muy orgulloso de eso".

Sin embargo, Roberts reconoció que se tomó un poco de tiempo establecer la mentalidad de equipo. Eso no estaba presente al comienzo.

"Se requirió de constante comunicación del grupo de coaches y ser consistente. Pero debo destacar que los jugadores lo aplicaron. Fue una obra en progreso todo el año".

Los Angeles iniciará la Serie Divisional de la Liga Nacional el viernes 7 de octubre contra los Nacionales, campeones del Este del Viejo Circuito y que tienen una ventaja de un 1.5 juego por la ventaja de local en dicho enfrentamiento.

Junto a las lesiones, los Dodgers tuvieron que lidiar con el descenso de nivel de Carl Crawford y del cubano Alexander Guerrero, quienes fueron dados de baja; la falta de disciplina del cubano Yasiel Puig, quien ha tenido un repunte en septiembre después de ser enviado a liga menor en agosto; una lenta evolución de Justin Turner y del cubano Yasmani Grandal de operaciones en la temporada muerta. El poder de Adrián González no ha sido el mismo, pero mexicano está cerca de otra campaña con al menos 90 remolcadas. Joc Pederson acompañó a Grandal, Turner y Corey Seager con al menos 24 jonrones.

Seager tuvo un año digno del premio al Novato del Año y sería uno de los candidatos para galardón de Jugador Más Valioso.

"Sería imposible escribir un guion así", dijo Seager. "Mucha gente me ayudó a que las cosas salieran así".

Pero los azules también contaron con aportes claves de otros novatos, como el mexicano Julio César Urías, Grant Dayton, Ross Stripling, Brock Stewart, Andrew Toles, Rob Segedin, Brock Stewart y Josh Ravin.

Kenley Jansen, con la agencia libre a la vista, tuvo lo que fue para muchos su mejor temporada como cerrador. El preparador de mesa Joe Blanton continuó su ascenso para liderar a un bullpen sin egoísmo que varias veces sacó de apuros a abridores que no lograron durar varias entradas, fijando récords del equipo en presentaciones e innings de relevo.

Kenta Maeda demostró ser un caballo de trabajo en su primera temporada en la Gran Carpa, lo que técnicamente lo califica como un novato también. Los veteranos Chase Utley y Howie Kendrick, sin saber cuánto tiempo de juego verían antes de renovar con el equipo en el invierno, agotaron más de 500 turnos cada uno.