Julio César Urías ansía ayudar a los Dodgers en cualquier papel

Julio César Urías ansía ayudar a los Dodgers en cualquier papel

LOS ÁNGELES - Los Dodgers no esperaban contar con aportes importantes de parte de Julio César Urías esta temporada. Cuando arrancó la campaña, ni siquiera lucía seguro que el zurdo mexicano, quien apenas cumplió los 20 años de edad en agosto, alcanzaría la Gran Carpa en el 2016.

Pero la novena de Los Ángeles ha considerado necesario acudir a Urías en gran parte por una oleada de lesiones que ha devastado a la rotación. Los abridores Hyun-Jin Ryu, Brandon McCarthy, Scott Kazmir y Brett Anderson se encuentran fuera de acción ahora mismo, y el as del club, Clayton Kershaw, perdió más de dos meses por un disco herniado en la espalda.

Luego de causar sensación en ligas menores al no permitir carrera alguna en 29 innings consecutivos, Urías hizo su debut de Grandes Ligas el 27 de mayo ante los Mets en Nueva York y desde entonces ha estado entre el equipo grande y Triple-A Oklahoma City.

En 14 aperturas por los Dodgers esta temporada, en las que trabajó 66.1 innings, el oriundo de Culiacán Rosales tuvo foja de 4-2 con efectividad de 3.39. La mejoría en su desempeño ha sido notable. Luego de registrar promedio de carreras limpias de 4.69 en nueve aperturas del 27 de mayo al 21 de julio, Urías lleva efectividad de 1.99 en siete presentaciones - incluyendo cinco aperturas - entre agosto y septiembre.

"Le doy gracias a Dios y gracias al equipo porque me han dado la oportunidad", dijo Urías. "He aprovechado cada momento. Es el sueño de cualquier pelotero estar acá".

Previo a esta temporada, Urías no había trabajado más de 87.2 innings en una campaña. Entre ligas menores y las Mayores este año, ya ha tirado 117.0 episodios. Por lo tanto, con el fin de limitar su carga, los Dodgers decidieron trasladar al sinaloense al bullpen por el resto de la temporada después su última apertura el 13 de septiembre.

En dos presentaciones y 5.2 innings de labor como relevista en agosto, Urías registró foja de 1-0 con promedio de carreras limpias de 4.76.

"La verdad, diría que es un poquito difícil, porque la rutina como abridor es muy diferente", dijo Urías con respecto al cambio de papel. "Pero mientras tengas salud y tu cabeza esté preparada para cualquier situación, eso es lo más importante".

Pese a las lesiones, los Dodgers llegaron al martes con una ventaja de 6.0 juegos en el Oeste de la Liga Nacional y Urías se perfila como un arma bien valiosa desde el bullpen para los azules durante los playoffs.

"Si el equipo me necesita, voy a estar disponible para cualquier situación", dijo el serpentinero.

El manager de los Dodgers, Dave Roberts, confía en que Urías demostrará la misma madurez y aplomo como relevista que ha ofrecido como abridor.

"Ha sobresalido en todos los sentidos", dijo Roberts acerca del novato. "Ha respondido a todo lo que le hemos pedido".

Comparación con un grande
Por diversos motivos, a Urías se le compara con una leyenda de los Dodgers, su compatriota Fernando Valenzuela, quien se encuentra entre las grandes figuras deportivas que ha dado México. Valenzuela fue un pitcher zurdo y, al igual Urías, tenía 19 años de edad cuando hizo su debut por los Dodgers en 1980, desatando al año siguiente lo que se conoce como la "Fernandomanía". Ambos lanzadores firmaron con los Dodgers bajo la recomendación del escucha Mike Brito.

Aunque Urías se siente halagado por las comparaciones con Valenzuela, insiste en que su meta no es emular a nadie, sino forjar su propia trayectoria.

"Es bonito que te comparen con alguien así tan grande, pero yo no me comparo", dijo Urías. "Yo no quiero ser el segundo Fernando. Yo quiero tener mi propia carrera y si Dios me da una carrera tan bendecida como la de él, la voy a aprovechar al máximo y para eso estoy trabajando, para mantenerme los más años posibles jugando. Yo diría que eso es lo más importante.

"No me llega la presión. Tengo que hacer mi trabajo, me comparen con quien me comparen.