Miguel Montero acepta su nuevo rol de manera profesional

Miguel Montero acepta su nuevo rol de manera profesional

CHICAGO - En el 2015, Miguel Montero fungió como receptor titular en 90 juegos por los Cachorros de Chicago. Fue apenas la segunda vez en ocho temporadas que el venezolano no llegó a los 100 partidos como cátcher titular.

Con la llegada a los Cachorros este año de su compatriota, el novato Willson Contreras, Montero ha sido titular en apenas 59 compromisos por la novena del norte de Chicago. Pero el veterano ha aceptado la reducción en su tiempo de juego como todo un profesional.

El viernes, Montero conectó un jonrón de oro en la 10ma entrada para darles a los Cachorros un triunfo por 5-4 sobre los Cerveceros. Fue el segundo batazo de oro que ha conectado el veterano en extrainnings este año. El 29 de agosto, Montero también le dio la victoria a Chicago sobre los Piratas con un sencillo en el 13er episodio.

Montero disfrutó mucho el momento del viernes.

"Fue increíble", dijo Montero. "Una sensación muy bonita. Obviamente, no ha sido una gran temporada para mí, pero no se trata de mí, sino del equipo. Colectivamente, en general, hemos tenido un buen año y queremos seguir así. Uno no quiere quedarse atrás. Ha sido difícil [para mí], pero lo que importa no es cómo se empieza, sino cómo se termina. Estoy tratando de terminar lo más fuerte posible".

El capataz de los Cachorros, Joe Maddon, elogió a Montero por la manera en que el veterano ha manejado su rol disminuido ante la llegada de Contreras.

"Le doy a [Montero] todo el crédito del mundo", dijo Maddon. "Lo que ha hecho por Willson no se ve, pero ahí está. Se nota que Willson ha evolucionado como receptor, pero yo me entero de algunas de las conversaciones y creo que es algo fabuloso".

Maddon agregó que aun si Montero posiblemente no lo quiera reconocer, tener más descanso quizás lo esté beneficiando.

"Estoy seguro de que tenía achaques de los que no había hablado y ahora se siente mejor y está recuperando su nivel", dijo Maddon acerca de Montero. "No es fácil hacer lo que Miguel ha hecho durante toda una temporada como receptor, y ahora dividimos [la responsabilidad] entre tres personas. No se ha dado por vencido".