Los Cachorros quieren asegurar el mejor récord de la Nacional

Los Cachorros quieren asegurar el mejor récord de la Nacional

CHICAGO - Ahora que los Cachorros se han coronado campeones de la División Central de la Liga Nacional, ¿qué sigue? Asegurar ventaja de local en las primeras dos rondas de los playoffs, por supuesto.

El número mágico para hacerlo, a partir del viernes, era 10. Cualquier combinación de victorias de los Cachorros y derrotas de los Nacionales le daría a Chicago el primer sembrado en la Liga Nacional y el derecho de enfrentarse al equipo que gane el Juego del Comodín del Viejo Circuito, que se disputará el 5 de octubre.

Una vez que se defina el ganador del Comodín de la Nacional, los Cachorros iniciarían su Serie Divisional al mejor de cinco juegos en casa el 7 de octubre. El Juego 2 también se disputaría en el Wrigley Field, mientras que Chicago jugaría el tercer partido en la ruta. De ser necesario, el cuarto choque también se jugaría en el estadio del ganador del Comodín. El Juego 5 decisivo sería en Chicago.

Los Gigantes y los Mets llegaron al viernes como los líderes de los Comodines de Nacional. Este año, Chicago tuvo marca de 4-3 contra los Gigantes y de 2-5 ante los Mets, pero el capataz Joe Maddon señala que los récords de la temporada regular no tienen importancia. En el 2015, los Cachorros registraron foja de 7-0 contra los Mets en la campaña regular y fueron barridos por Nueva York en la Serie de Campeonato de la Liga Nacional.

"Su pitcheo era increíblemente bueno", dijo Maddon de los Mets del 2015. "Cuando te topas con lanzadores encendidos, no hay mucho que puedas hacer".

Los Mets también barrieron a los Cachorros en una serie de cuatro juegos esta temporada, del 30 de junio al 3 de julio. Los pupilos de Maddon disputaron dichos partidos como parte de un trecho arduo en el que jugaron en 24 días consecutivos antes del Juego de Estrellas.

La Liga Americana prevaleció en el Clásico de Media Temporada para asegurar ventaja de local en la Serie Mundial.

Pero Maddon señaló que los Mets son un equipo distinto ahora mismo debido a las bajas de jugadores como Matt Harvey, Steven Matz y David Wright.

"Cualquier equipo que llegue [a la postemporada] va a tener buen pitcheo, sea como sea", dijo el dirigente. "Quedé sorprendido con su comando el año pasado, bajo ese clima, lo bien que lanzaron y el comando que tuvieron bajo condiciones extremas en Nueva York. Tengo que darles mucho mérito".

Los Cachorros se llevaron tres de sus cuatro juegos contra los Gigantes en el Wrigley Field del 1ro al 4 de septiembre. Chicago disputó una serie en San Francisco del 20 al 22 de mayo y Jake Arrieta ganó el primer juego, pero Jon Lester y Kyle Hendricks fueron los perdedores en los siguientes dos. En aquel entonces, Jake Peavy y Matt Cain formaban parte de la rotación de los Gigantes.

Tener el mejor récord en la temporada regular no es suficiente para los Cachorros.

"Los Cardenales ganaron 100 juegos el año pasado", dijo Lester. "Lo que haces en la temporada regular es bonito y divertido y parte del proceso, pero lo que importa aquí es el mes adicional. Este equipo será recordado por el mes siguiente, no por la temporada regular, el número de victorias ni nada de eso".

De aquí al inicio los playoffs, Maddon espera que sus jugadores mantengan el mismo enfoque. La meta es hallar un balance entre el reposo y estar listos.

Dijo el capataz, "Quiero que sigamos jugando con mucha urgencia, como que nos están persiguiendo, que de hecho es el caso".