Los punteros Cachorros siguen jugando con suma motivación

Los punteros Cachorros siguen jugando con suma motivación

MILWAUKEE -- A estas alturas, los Cachorros no sólo se están imponiendo con puro talento, sino también con su profundidad. Puede ser que tengan la misma cantidad de jugadores en su roster que todos los equipos, pero de todas maneras a veces luce como si tuvieran una mayor cantidad que sus oponentes.

La mayor prueba es que Kyle Hendricks, quien era el quinto abridor de la rotación de Chicago al comenzar la temporada, encabeza las Grandes Ligas con 2.07 de efectividad.

Junto a las mejorías que han hecho en el bullpen durante la campaña, los Cachorros tienen un grupo de lanzadores que demuestran por qué tienen el mejor promedio de carreras limpias en la Gran Carpa, y por mucho.

Y éste es el motivo por el que Chicago tiene la mejor foja en las Grandes Ligas con 89-50, que les da una cómoda ventaja de 15 ½ juegos en la División Central de la Liga Nacional.

En agosto, los Cachorros consiguieron marca de 22-6. Cuando varios equipos enfrentaron obstáculos durante la temporada, la novena de Chicago marchó a todo motor. Sus titulares siempre aportan en grande, principalmente Kris Bryant y Anthony Rizzo, quienes son candidatos para el premio al Jugador Más Valioso de la Liga Nacional. Pero el mayor problema que los Cachorros presentan para sus oponentes es la capacidad de controlar el ataque contrario.

"La rotación es lo que los separa de los demás", señaló el piloto de los Cerveceros, Craig Counsell. "Obviamente Rizzo y Bryant merecen ser reconocidos como las piezas claves, pero la rotación es lo que los ha hecho sobresalir. Su capacidad de prevenir carreras es lo que los pone en un nivel más alto".

Con una gran ventaja en la Central de la Liga Nacional en este momento de la temporada, el dirigente de los Cachorros, Joe Maddon, puede darles descanso a sus titulares como vea necesario. Y cuenta con la suficiente profundidad detrás de dichos titulares para que su club todavía "juegue de la manera correcta", como lo expresa el capataz. No sería difícil encontrar el equilibrio en este caso entre "la manera correcta" y darles un buen respiro a sus titulares.

"La verdad es que no pienso que sea un problema", manifestó Maddon. "En estos momentos tenemos bastantes jugadores muy buenos, así que no es tan difícil. Cualquiera que sale al terreno sabe que jugamos de cierta manera y la mayoría ha jugado así todo el año. Hemos empleado a todos durante todo el año".

Los Cachorros probablemente no se dormirán en sus laureles, incluso con una ventaja tan cómoda en la tabla de posiciones.

"No me importa cuál es nuestro récord. Espero que nuestros muchachos jueguen de la manera correcta", dijo Maddon. "Desde los Entrenamientos de Primavera hasta ahora, he quedado muy contento e impresionado con la capacidad de los muchachos de llegar listos para jugar cada noche".

No hay otra manera de que un equipo llegue a tener 40 juegos por encima de .500 en ganados y perdidos. El único problema que los Cachorros tendrán sería el suficiente: Decidir cuáles de sus talentosos jugadores no estarán en su roster para la postemporada.