Boston espera que Yoan Moncada le dé un nuevo impulso

Boston espera que Yoan Moncada le dé un nuevo impulso

Los Medias Rojas ya agregaron algo de chispa a su lineup al subir a Andrew Benintendi, uno de los mejores prospectos del béisbol. El jardinero bateó .324 con porcentaje de embasarse de .365 y slugging de .485 en 21 juegos antes de sufrir un esguince en la rodilla izquierda hace una semana.

Ahora que los rosters de Grandes Ligas se han expandido a 40 jugadores, Boston espera contar con lo mismo del prospecto número 1 del béisbol según MLBPipeline.com, el infielder Yoan Moncada. El cubano tiene previsto unirse a los Patirrojos desde el viernes en Oakland. 

Firmado como segunda base, se espera que Moncada tenga la mayor parte de su tiempo de juego en la tercera almohadilla, donde jugó sus últimos 10 partidos en Doble-A. Los antesalistas de los Medias Rojas han compilado el tercer peor OPS (.704) de Grandes Ligas, con Travis Shaw (.629) y Aaron Hill (.513) sufriendo bajones desde el Juego de Estrellas. 

Siendo el adolescente saliente de Cuba de más expectativas desde Jorge Soler, Moncada por poco recibe el doble en bono pagado (US$31.5 millones) de Aroldis Chapman (US$16.25 millones en el 2010). Muchas veces comparado con el dominicano Robinson Canó, pero con más velocidad.

Hasta ahora Moncada, con excelente herramientas, ha cumplido con esas expectativas. A sus 21 años de edad, lleva promedio de .294 con porcentaje de embasarse de .407 y slugging de .511 entre Clase-A y Doble-A, además de 15 jonrones, 45 bases robadas y 72 bases por bolas en 106 partidos. Su producción de números de poder ha aumentado, ya que dio 11 jonrones en 45 encuentros de Doble-A luego de conectar 12 en sus primeros 142 choques en el sistema de Boston.

El joven ya ha brillado ante una audiencia bien amplia, siendo Jugador Más Valioso del Juego de las Futuras Estrellas en julio. Luego de hacer una excelente jugada en la segunda base para retirar al mismo Benintendi y luego robarse una base, Moncada dio el jonrón decisivo, un batazo de 406 pies al último piso del Petco Park, para darle la victoria al Equipo del Mundo.

Un bateador ambidextro, Moncada tiene una velocidad eléctrica con el bate desde ambos lados del plato. Ha logrado notables mejorías en éste, su segundo año jugando en los Estados Unidos. Ha agregado más a su swing y se ha visto mucho más paciente. El porcentaje de jonrones por turno ha subido del 2.6 en el 2015 a 3.7 (6.2 en Doble-A) en el 2016, a la vez que su porcentaje de bases por bolas por visita al plato ha aumentado del 11.6 al 14.6.

La mejor herramienta pura de Moncada es su velocidad, que es bien por encima del promedio. El cubano sabe usarla en las bases, donde tiene la habilidad de robarse muchas bases sin ser atrapado con mucha frecuencia (86% de éxito en sus dos años en el sistema de los Medias Rojas). Sin embargo, Moncada se ha visto un poco más lento desde que sufrió un esguince en el tobillo izquierdo a principios de agosto. Luego de su regreso de dicha lesión, ha intentado un solo robo.

Son pocos los jugadores que pueden igualar el potencial ofensivo de Moncada. Se proyecta como un bateador de .280 con 20 jonrones y 40 bases robadas en su apogeo. Claro, el joven no producirá esos números en un principio, pero representará una mejoría comparado con Shaw y Hill.