Los Indios dependerán de Roberto Pérez en la receptoría para la recta final

Los Indios dependerán de Roberto Pérez en la receptoría para la recta final

ARLINGTON - Al principio de la serie entre los Rangers y los Indios en el Globe Life Park, mucho se comentó de la receptoría de ambos equipos.

El estelar Jonathan Lucroy, ahora mismo cátcher titular de Texas, rechazó a finales del mes pasado un cambio de Milwaukee a Cleveland por asuntos contractuales. Después de eso, los Cerveceros enviaron al receptor de 30 años a los Rangers.

El resultado es que el puertorriqueño Roberto Pérez, por bien o por mal, es el receptor titular por el momento de unos Indios que pretenden amarrar su primer título divisional desde el 2007.

"Me siento bien. Es una oportunidad y tremenda responsabilidad", dijo Pérez, quien sustituye detrás del plato al brasileño Yan Gomes, cuyo regreso de una lesión en el hombro derecho está en el limbo. "Pero aquí estamos, trabajando fuerte con el pitcheo y de verdad, tenemos un equipo con mucho talento, muchos jóvenes, veteranía. Estamos jugando un buen béisbol".

Pérez, quien superó entre el 2013 y el 2014 el mal de Bell's palsy, una parálisis parcial de la cara, se ve bastante positivo ante una situación en que se sabe que los Indios quisieron traer a otra figura para encargarse de la receptoría.

"Son cosas que pasan, pero uno tiene que respetar las decisiones de otros y preocuparse por lo que está haciendo el equipo", expresó el oriundo de Mayagüez y egresado del Florida Gateway College. "Yo estoy tratando de aprovechar la oportunidad que me han dado, para poder hacer mi trabajo".

La motivación de la Tribu de traer a Lucroy no era tanto por el aspecto defensivo de Pérez y Gomes, sino su falta de producción ofensiva. Los Indios llevan el peor promedio de bateo y el peor OPS en Grandes Ligas desde la posición de cátcher. No obstante, Pérez, quien batea apenas .151 en un total de 34 juegos, dio señales de vida con el madero el viernes al irse de 5-4 con tres empujadas vs. Texas y luego pegar otro hit el sábado.

"Vengo trabajando bien duro en el bateo, cambiando un poco el cuadre, y por fin dio resultados", comentó Pérez. "Estoy viendo la bola bastante bien, pero es cuestión de mantenerse de frente a la bola. La mentalidad es tratar de darle del medio hacia el segunda base".

De su parte, el manager Terry Francona ve con buenos ojos que Pérez aporte del lado ofensivo, pero quiere que el enfoque siga siendo la defensa detrás del plato y el manejo de los lanzadores.

"Él sabe que primero está la responsabilidad de ser receptor; ésa es la prioridad", dijo el piloto. "Pero sí, es bueno verlo embasarse y empujar par de carreras para que él se sienta mejor consigo mismo. De esa manera ganará confianza y será mejor bateador".

Gomes podría volver a la receptoría para finales de la temporada, pero el brasileño bateaba apenas .165 al momento de lesionarse. Por eso es que Francona y los Indios lucen resignados a que los aportes de sus cátchers-específicamente Pérez por el momento-sean casi únicamente del lado defensivo.

"Creo que nuestros (receptores) saben que si juegan buena defensa, podemos ganar", expresó Francona. "Se ellos se van de 4-4 y no juegan buena defensa, posiblemente no ganemos. Entonces, no quiero que se fijen demasiado en el bateo. Podemos poner a un bateador emergente de ser necesario.

"De verdad, no quiero ponerles esa responsabilidad, porque si empiezan a pensar en eso, podrían descuidar la tarea de manejar el juego".