Vistazo al grupo del WBC en Guadalajara, México

A frotarse las manos, pues estamos a unos cuantos meses del comienzo de la cuarta edición del Clásico Mundial de Beisbol, donde se tiene un camino a la final, misma que se celebrará (al igual que en el 2009) en el estadio de los Dodgers, en Los Ángeles, California.

Para este Torneo a celebrarse en 2017, se presentarán 16 naciones de cinco continentes, las que estarán en la pelea: Australia, Canadá, China, China Taipei, Colombia, Corea (del Sur), Cuba, Estados Unidos, Holanda, Japón, México, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y el ganador del "clasificatorio 4" (Brasil, Gran Bretaña, Israel, Pakistán) a celebrarse en septiembre 22-25, serán los contendientes en esta nueva y espectacular batalla del diamante.

Mientras comienza ya en forma durante el próximo mes de marzo la primera etapa de la competencia, los preparativos comienzan a ser vitales al estar hablando del evento internacional más importante (hablando de representativos nacionales) con las Grandes Ligas como organizador.

La designación de sedes toma una relevancia especial y es así como se procedió a anunciar al Tokyo Dome de Japón para el Grupo "A" y "E", mientras el Grupo "B" tendrá en el Gocheok Sky Dome como escenario, y; el Grupo "C" se jugará el pase en el Marlins Park, de Miami.

Respecto al Grupo "D", varias ciudades dentro del territorio mexicano se manejaron como posibles sedes, ante la existencia los nuevos y lujosos estadios en Culiacán y Hermosillo, además de la sede del "Pre Clásico" en Mexicali y el siempre imponente estadio de Monterrey.

En el papel, podría entenderse a la Ciudad de México como la mejor opción por ser la capital, con lo que conlleva en su infraestructura turística y de comunicaciones… la carencia es la futura casa de los Diablos Rojos del México, el nuevo estadio por estrenarse precisamente por ese mes de marzo, no estando terminado al día de hoy.

Finalmente, la muy adecuada decisión recayó en una sede con una rica historia beisbolera, pues es la única ciudad de todo el país la cual ha contado hasta en dos ocasiones con plaza dentro de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB, verano) y también dentro de la que hoy se conoce como la Liga Mexicana del Pacífico (LMP, invierno).

Estamos hablando de "la Perla de Occidente", Guadalajara, Jalisco.

Siendo la capital de Jalisco -con su zona conurbada- la segunda ciudad en importancia para México, se evaluaron las vías de acceso, el estadio funcional actualmente con una capacidad para 8,000 aficionados, un aforo el cual seguramente aumentarán al menos en parte (tribunas temporales) para la llegada del Clásico Mundial de Beisbol.

Como dato curioso, dicho inmueble con una historia por demás peculiar, pues fue el Estadio Panamericano de Atletismo durante los Juegos Panamericanos del 2011, para que después se aprovechara su estructura y se habilitara como el estadio de beisbol que actualmente es.

Sin duda también se evaluó el gran termómetro que ha sido la presencia de los Charros de Jalisco en la LMP, con buenas entradas de aficionados al parque, jugando una final del circuito desde su regreso al mismo, tomando la franquicia de los Algodoneros de Guasave. Mucho del interés en Guadalajara es por los Estados aledaños en la República Mexicana, pues es una región muy beisbolera y eso precisamente es algo que ha influido en las buenas entradas al parque de los Charros.

Las emociones máximas de la pelota por naciones, mismas que solo se pueden disfrutar en el Clásico Mundial de Beisbol, se vivirán en el Estadio de los Charros; la cita es del nueve al 12 de marzo de 2017, el presidente del comité organizador será "El Toro" Fernando Valenzuela y los equipos en el diamante, en un grupo importantísimo y de alto nivel competitivo: Italia, México, Puerto Rico y Venezuela.

No se lo pierdan, ¡el Clásico Mundial de Beisbol en Guadalajara!