Los Cardenales han triunfado a base de jonrones este año

Los Cardenales han triunfado a base de jonrones este año

FILADELFIA - Mike Matheny habló con los Cardenales al principio de los entrenamientos en febrero, con un mensaje específico.

El manager de San Luis dijo de manera contundente que el equipo iba a "anotar carreras en serio".

Unos seis meses después, los Cardenales presumen una de las mejores ofensivas de las Grandes Ligas, lo cual se vio una vez más el miércoles en la victoria de San Luis sobre Houston.

Luego de jonrones de Jeremy Hazelbaker y Brandon Moss, los Cardenales llevan ocho encuentros seguidos con más de un cuadrangular, un récord de la franquicia. Desde el Juego de Estrellas, San Luis encabeza las Mayores con 49 bambinazos.

"Ellos esperaban más de sí mismo y yo esperaba más de nuestra ofensiva", dijo Matheny acerca de sus declaraciones en febrero. "Sabía que había más en el tanque que lo que se había visto. Y sabía que los muchachos lo creían también".

La ejecución ha sido impresionante. Un equipo que promedió menos de cuatro carreras por juego en el 2015 ahora está tercero en la Liga Nacional con 599 anotaciones. Los 166 jonrones de los Cardenales los colocan en el primer lugar del Viejo Circuito. Esta edición de San Luis lleva ritmo para conectar la segunda mayor cantidad de vuelacercas en la historia del equipo. El club del 2000 puso el estándar con 235.

Los Cardenales del 2016 pueden presumir más diversidad que aquel equipo del 2000. En aquella temporada, Mark McGwire y Jim Edmonds fueron responsables del 31% de los cuadrangulares de San Luis, mientras que la tropa de Matheny este año cuenta con siete jugadores han disparado al menos 14. Con el bambinazo de Hazelbaker del miércoles, el club ha puesto otra marca de la franquicia al tener 10 jugadores con al menos nueve vuelacercas.

"Lo más impresionante es que por todo el lineup, prácticamente cada bateador es capaz de hacerlo", dijo Jedd Gyorko, quien lleva 11 jonrones desde el Juego de Estrellas. "Eso les pone estrés a los lanzadores cuando saben que están a un pitcheo de permitir una carrera o, si hay corredores en circulación, un gran racimo. Creo que eso les pesa a los pitchers".

El batazo largo ha sido clave en la racha de cuatro victorias de San Luis. En particular, Moss ha sido clave con cuadrangulares en tres de los cuatro triunfos. El veterano encabeza a los Cardenales con 22 vuelacercas y tiene posibilidades de ser el primer integrante del equipo con al menos 30 jonrones desde que lo hizo el puertorriqueño Carlos Beltrán en el 2012. Aquella edición del 2012 es la única hasta ahora que ha contado con cinco jugadores con 20 cuadrangulares cada uno. Es otra cifra dentro del alcance del club.

"Estoy contento con el hecho que estamos repartiendo los batazos", dijo Matheny. "Por toda la alineación, tenemos la habilidad de hacer daño con el batazo largo. Es un buen atributo para una ofensiva".